Es increíble que, a pesar de lo que estamos viviendo en el estado, donde la problemática diaria es inseguridad y muchas cosas que se derivan de ésta, tenga que ser la voz del Presidente del Congreso del Estado quien reconozca la falta de acuerdos, consensos y la parálisis legislativa; como ya lo hemos comentado, la mayoría de los representantes de los grupos parlamentarios y fracciones, los diputados de los diferentes partidos políticos, coincidieron en buscar el diálogo y acuerdos, supuestamente anteponiendo sus intereses personales y de grupo para alcanzar acuerdos que contribuyan a un desarrollo en el estado en beneficio de la población morelense.

Al dar inicio el primer período ordinario de sesiones del segundo año de ejercicio constitucional, Francisco Sánchez Zavala, Presidente de la Mesa Directiva del Congreso local, refrendó su compromiso de trabajo y adelantó el análisis, discusión y, en su caso, la aprobación del paquete económico del gobierno del estado y los municipios para el ejercicio fiscal del año 2023.

Señaló que se enfrentan, de acuerdo a su criterio como Presidente del Congreso, al reto de recuperar la capacidad de crecimiento en la post-pandemia y mantener precios de bienes y servicios bajo control; es decir, que la crisis económica y la falta de empleos permanentes se abatan y éstos sean bien remunerados, ya que ello impactará de manera importante a los grupos de la población, sobre todo a los de más bajos ingresos y alta vulnerabilidad.

Sánchez Zavala fue contundente al señalar que los tiempos actuales no son para tener  enfrentamientos estériles ni cálculos de ventaja político partidista, sino de análisis de los grandes temas nacionales y locales que demandan el talento, compromiso, responsabilidad y buena fe para su solución.

El Congreso morelense ha estado paralizado el primer año por diferencias entre los dos grupos que se formaron; esperamos que ahora que se dice en “Radio Pasillo” que los ablandaron para que se llegue a verdaderos consensos, lo puedan lograr.

Por su parte, la diputada Mirna Zavala Zúñiga, de Encuentro Social, hizo un enérgico llamado para legislar contra la parálisis institucional, y darle prioridad a los temas que son de la más alta importancia ciudadana, al tiempo de pronunciarse por un diálogo constructivo y asertivo por el bien de Morelos y sus habitantes y familias, señalando que es  pertinente darle viabilidad al funcionamiento del Congreso en el cumplimiento de sus atribuciones, por lo que exhortó a sus compañeros a evitar que se repita el esquema de parálisis legislativa. Se pronunció por una aprobación consensuada y por abonar propositivamente para alcanzar mejores mecanismos de diálogo y acuerdos.

Así mismo, la diputada Andrea Gordillo consideró necesario transitar por el bien común, dejando a un lado el ego y las malas prácticas de la vieja clase política, así como llamar al diálogo para construir la unidad que demanda la sociedad morelense, y señaló que tienen en este momento una nueva oportunidad para lograr que la salud mental no sea un privilegio, logrando incluir a todas las minorías con perspectiva amplia y justa; y, en unidad, construir las condiciones para que las y los jóvenes tengan mayores oportunidades a través de un presupuesto alineado a lo que Morelos merece.

De la misma manera, Alberto Sánchez, diputado independiente, refirió que los resultados legislativos entregados a los morelenses dejaron mucho que desear, ya que no estuvieron a la altura de las necesidades reales que les demanda el pueblo. Reconoció que hay pendientes como la reforma en materia político electoral, que permita entre otras cosas hacer efectiva la representación real de los ciudadanos ante el Congreso, así como hacer efectivo el derecho de los morelenses residentes en el extranjero para votar y permitirles que elijan a su gobernador y diputados locales.

Los demás legisladores señalaron que es importante acabar con la parálisis legislativa, y fue en el mismo sentido acerca de la división y la confrontación, y la necesidad de buscar acuerdos para impulsar acciones que destraben las diferencias e impulsen el desarrollo desde el Congreso.

Esas son las palabras de los diputados; esperemos que no se las lleve el viento y sean una realidad porque necesitamos un Congreso actuante, que escuche a todos y luche de manera frontal por el beneficio de los Morelenses.

Esto, en resumen, es lo que se dijo en el inicio del segundo período de sesiones; esperamos que cumplan lo dicho y nos son den atole con el dedo, porque Morelos necesita de un poder legislativo fuerte, con capacidad de análisis y determinación en sus acuerdos. ¿No cree usted?

Por: Teodoro Lavín León / lavinleon@gmail.com / Twitter: @teolavin


Las opiniones vertidas en este espacio son exclusiva responsabilidad del autor y no representan, necesariamente, la política editorial de Grupo Diario de Morelos.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado