compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- El déficit económico que reporta el Poder Judicial en su presupuesto 2016 para afrontar el pago de pensiones es una señal de alarma que obliga a los diputados a retomar el análisis de la reforma del sistema estatal de pensiones antes de que paralice la operatividad de la administración pública.
Así lo consideraron los diputados Jaime Álvarez Cisneros, de Movimiento Ciudadano, y Francisco Santillán Arredondo, de Nueva Alianza, después de conocer de la solicitud de ampliación presupuestal por 56 millones de pesos que el Poder Judicial hizo al Congreso a través del Consejo de la Judicatura.
El diputado indicó que exponen una necesidad de recursos y alertan de un crecimiento de la nómina por pensiones para los próximos años y, sin embargo, también recordó que cuando el Gobierno del estado remitió al Congreso la iniciativa de reforma de la Ley del Servicio Civil con la que proponía que todos los empleados de gobierno cotizaran ante el sistema de seguridad social existente (IMSS e ISSSTE) y se jubilen con sus correspondientes leyes, el sindicato del Poder Judicial fue uno de los que se opusieron.
No hubo acompañamiento a una reforma que tiene que ver con la viabilidad del estado, lamentó el legislador, a pesar de que saben que el problema pronto será insostenible económicamente hablando.
Álvarez Cisneros señaló que los diputados que integran la LIII Legislatura tienen la responsabilidad de entrarle a este tema toral, aprovechando que es el Poder Judicial el que se encargó, con su solicitud, de evidenciar los riesgos que se corren si no se resuelve.
Francisco Santillán coincidió en que el tema debe abordarse; encontrar una solución con la participación de los trabajadores y sus sindicatos.
“Insistimos que esto es una bomba que le va a explotar a los próximos gobiernos, cuya solución requiere del consenso de los base trabajadora”, señaló. 

Hicieron recular a los diputados
Sindicatos de trabajadores de la administración pública se opusieron a la reforma propuesta por el Gobierno del estado.

Bomba de tiempo
El crecimiento de la nómina de jubilados agota los recursos para operación de dependencias.

 

Por: Antonieta Sánchez / [email protected]