México.- Mejorar la autoestima, bienestar psicológico y responsabilidad, son algunos de los beneficios que surgen de la interacción entre niños y perros, de acuerdo con Adoptare, asociación que promueve la cultura de adopción canina.

En ese sentido, explicó que, debido a la docilidad de los perros y la facilidad para relacionarse con las personas, y especialmente con los niños, son considerados excelentes compañeros para la convivencia en familia.

En un comunicado, refirió que en México el 80 por ciento de las familias que cuentan con un animal de compañía en casa, tienen perros, de acuerdo con el Consejo Nacional de Población (Conapo).

Adoptare explicó que entre los beneficios de tener un perro como mascota para niños, se encuentran que inculca responsabilidad, ya que los pequeños, dependiendo su edad, pueden hacerse cargo de tareas sencillas  para su cuidado.

Además de mejorar la autoestima de los niños y bienestar psicológico, “se comienzan a sentir útiles con acciones de cuidado a alguien más, dándoles una motivación para continuar con su trabajo”.

Añadió que una mascota exige un gasto de energía importante, por lo que ayudará a que los pequeños de la casa se mantengan activos físicamente, lo que mejorará su salud respiratoria.

Otra de las habilidades a desarrollar es el desenvolvimiento social, ya que al pasear a su perro al aire libre, pierden el miedo a otros caninos y tendrán más confianza en sí mismos y se volverán más abiertos para interactuar.

La asociación manifestó que enseñar a un niño que un perro no es un juguete, sino que es un ser vivo al igual que él, es el primer paso para que los pequeños comiencen a entender el valor de la vida.

“El crecimiento y desarrollo de un niño se ven beneficiados de manera integral al establecer una relación con un perro. La fidelidad y cariño que los caninos expresan de manera natural hacia sus cuidadores, los convierten en compañeros ideales para su crecimiento físico y como persona”, puntualizó.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...