La rehabilitación bajo supervisión de un especialista, fundamental para la recuperación de las personas que han padecido covid-19, especialmente para evitar que se agudicen las secuelas y para regresar la autonomía diaria, así como su calidad de vida.

Así lo aseguró la especialista en Fisioterapia y Rehabilitación, Ana Laura Fierro Picazo, durante el desarrollo de la plática interactiva ?Rehabilitación Cardiopulmonar en Pacientes Post-Covid?, que organizó la Secretaría de Protección Civil y Gestión Integral de Riesgos de Puebla.

Indicó que estos pacientes necesitan de rehabilitación y fisioterapia, ya sea asistida o dirigida, para recuperarse de los efectos de la enfermedad y del soporte de ventilación y oxigenación recibido, así como la prolongada inmovilización y reposo en la cama.

De igual forma, mencionó que la fisioterapia puede ayudar para mejorar el sistema inmunológico o en aquellos casos en que cursaron el contagio de SARS-CoV-2 de forma asintomática ?para hacer más eficiente su sistema inmunológico, especialmente si se presenta otra infección?.

La licenciada en Fisioterapia por la Universidad del Valle de México (Campus Puebla), señaló que dentro de las secuelas que se registran por contagio de covid-19 se encuentra fibrosis, trombosis, problemas de circulación, pérdida de la movilidad, secuelas en el hígado, problemas renales.

Aunque precisó que para llegar a la rehabilitación debe presentarse como características, primeramente grandes secuelas pulmonares y cardiacas.

Refirió que entre las herramientas que se emplean son ejercicios de resistencia, entre ellos correr o acudir al gimnasio; aunque dejó en claro que antes de ello, la persona debe de demostrar que ya es negativo para evitar la propagación de contagios.

Comentó que además del incremento de la masa muscular también se efectúan terapias de respiración, siendo lo básico la inhalación y exhalación. 

El covid disminuye la función básica y llega a atrofiar uno u otro por la recarga que se presenta.

Reveló que la fatiga es uno de los síntomas que más reportan quienes enfermaron o están enfermos, esto porque las células no están bien oxigenadas. ?Por ello debe mejorar la ventilación pulmonar?.

Apuntó que dentro de las características que marcan que debe de acudirse a rehabilitación, además de las secuelas, que se tenga 60-80 de pulso. 

Que haya fatiga, insuficiencia respiratoria, ahogamiento, aceleración cardiaca, dificultad para realizar tareas simples o que dependa de oxígeno.

Agregó que otros síntomas son si la coloración en pies y manos no son de color rosado o si al levantarse y usar las piernas se siente fatiga o aceleración cardiaca. En ese caso, recomendó ingresar a un nosocomio o ir con un experto para que les ayude.

Expresó que actualmente hay hospitales muy capacitados para brindar este tipo de atención. 

Ir con el médico para que monitoree secuelas y luego con el fisioterapeuta. Ellos son los más adecuados para que determinen disfunciones y ellos marquen las tareas a seguir, así como los objetivos a mediano y largo plazo.

Finalmente, dijo que es normal sentirse agotado tras sufrir covid-19, aunque advirtió que si aumenta la intensidad cardiaca hay que ir con un médico para una valoración.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado