El 15 de enero de 2009, Chesley Sullenberger, conocido como capitán Sully, salvó 155 vidas. El piloto, con 30 años de experiencia, amerizó un Airbus 320 sobre las heladas aguas del río Hudson de Nueva York, luego  de haber chocado con una bandada de aves, lo que provocó que el avión,  perdiera ambos motores.

El día de hoy Sully relató su experiencia del 2009, ante miles de jóvenes en el evento México Siglo XXI.

En este sentido Sully recordó que la gente supo sobre el exitoso amerizaje en el que todo el mundo sobrevivió, pero no sobre las investigaciones y el estrés que tuvieron después del accidente y es que Sully y su copiloto Jeff Skiles estuvieron en el foco de una intensa investigación durante año y medio.

"Tuvimos que demostrar que habíamos hecho lo correcto, que habíamos tomado las decisiones adecuadas."r

 

"374A0202.JPG"

De acuerdo con Sully tuvieron 231 segundos para tomar la decisión correcta. «Sabíamos que no teníamos tiempo para hacer todo lo que teníamos que hacer así que tuve que concretarme en hacer las cosas realmente importantes y hacerlas muy muy bien. No tuvimos tiempo para hablar, teníamos que escucharnos e intuitivamente saber que necesitábamos para ayudarnos el uno al otro»

abundó que "no me causó problema, porque hice tres cosas que hicieron la diferencia: calmar la mente, tener profunda comprensión de mi máquina; qué hacer, y por último, escoger qué hacer e ignorar todo lo demás".

El 16 de enero el entonces presidente de los EE. UU., George W. Bush, llamó a Sullenberger para agradecerle salvar la vida de los 155 pasajeros, al igual que el presidente electo, Barack Obama, que asumió el cargo de el 20 de enero de 2009.

En 2016, Clint Eastwood llevó al cine la historia del vuelo 1549 en la película Sully, siendo el personaje de Chesley «Sully» Sullenberger interpretado por Tom Hanks.