Con el paso de los años, nuestro cuerpo se vuelve más susceptible a diversos padecimientos y enfermedades. La detección temprana es fundamental para un tratamiento exitoso, y las tomografías se han convertido en una herramienta invaluable en el campo de la medicina. Por esa razón, es importante conocer las tomografías más comunes y cómo pueden ayudar a diagnosticar una amplia gama de condiciones.

¿Qué es una tomografía?

La tomografía computarizada es una técnica de diagnóstico por imágenes que utiliza rayos X y una computadora para crear imágenes detalladas del interior del cuerpo. Se emplea para detectar y evaluar una variedad de condiciones médicas. La tomografía se ubica entre uno de los cinco desarrollos médicos más importantes de los últimos 50 años.

¿Por qué es importante realizarse una tomografía?

El estudio tomográfico es un procedimiento rápido y sencillo que permite un diagnóstico confiable para la elección de un tratamiento correcto; siendo una prueba segura, indolora y no invasiva. El uso de tomografías en la medicina tiene muchas ventajas, porque permiten a los especialistas:

-Determinar cuando son necesarias las cirugías

-Mejorar el diagnóstico y el tratamiento del cáncer

-Reducir el tiempo de internación de pacientes

-Sirven como guía en el tratamiento de condiciones comunes tales como lesiones, enfermedades cardiacas y ataques cerebrales

-Mejorar la asignación de pacientes a las áreas adecuadas de cuidado, tales como las unidades de terapia intensiva.

-Le muestran al cirujano exactamente en dónde debe operar

Las tomografías salvan vidas

Las tomografías computarizadas se consideran la herramienta de diagnóstico más crítica, especialmente para el cáncer de pulmón y las lesiones cerebrales traumáticas.

Un Estudio Nacional de Exámenes de Pulmón (NLST) realizado en Estados Unidos demostró que las personas de 55 en adelante con historial de tabaquismo tienen 20 % menos probabilidad de morir por cáncer de pulmón si se examinan con una tomografía helicoidal que si se examinan con una radiografía tradicional.

Según los datos publicados por el American College of Chest Physicians en julio de 2020, el cáncer de pulmón es uno de los cánceres diagnosticados con mayor frecuencia. Representa el 11,6% del total de casos de cáncer a nivel mundial. Se estima que los incidentes de cáncer de pulmón en todo el mundo aumentarán en un 38 %, es decir 2,89 millones de casos, para 2030. Por esa razón, las tomografías seguirán siendo clave para el diagnóstico de esta enfermedad y, sobre todo, para continuar salvando vidas.

Tipos de tomografías más comunes

  1. Tomografía cerebral

La tomografía cerebral o craneal es una alternativa diagnóstica que permite estudiar patologías o lesiones en la cabeza. Puede identificar la presencia de un accidente cerebrovascular isquémico o hemorrágico, lo que ayuda a los médicos a determinar el curso de tratamiento adecuado.

Igualmente, es útil para diagnosticar la presencia de anomalías estructurales tras un traumatismo craneal o cuando hay alteraciones neurológicas, dolores de cabeza, crisis epilépticas o para descartar la presencia de sangrados, tumores, infartos cerebrales.

Asimismo, es de gran utilidad para el control y seguimiento de alguna patología, para evaluar el resultado de un paciente que ha sido intervenido quirúrgicamente de la cabeza o la evolución de tras un tratamiento, como por ejemplo la evolución de un tumor tras la aplicación de radio o quimioterapia.

Además, se emplea para detectar otras condiciones como:

-Vasos sanguíneos anormales (malformación arteriovenosa)

-Abultamiento en los vasos sanguíneos del cerebro (aneurisma)

-Sangrado (por ejemplo, hemorragia en el tejido cerebral)

-Infección ósea craneal

-Absceso cerebral o infección

-Daño cerebral debido a una lesión

-Lesión o inflamación del tejido cerebral

-Tumor en el cerebro

-Pérdida de tejido cerebral (atrofia cerebral)

-Problemas con el nervio auditivo

  1. Tomografía de tórax

Una tomografía del tórax es un método imagenológico que utiliza rayos X para crear imágenes transversales del tórax y la porción superior del abdomen.

Es una herramienta efectiva para el diagnóstico precoz del cáncer de pulmón en pacientes de alto riesgo, como aquellos que fuman o tienen antecedentes familiares.

Igualmente, es una de las mejores maneras de observar los tejidos blandos tales como el corazón. Asimismo, es útil para estas condiciones:

 

-Después de una lesión de tórax

-Cuando se sospecha que hay un tumor o un nódulo pulmonar que aparezca en una radiografía del tórax

-Para buscar un sangrado, coágulos sanguíneos o acumulaciones de líquido en los pulmones u otras zonas

-Para buscar cicatrices en los pulmones

-Para diagnosticar enfisema

-Puede detectar una ruptura en la pared, un ensanchamiento anormal, o estrechamiento de la aorta

-Otros cambios anormales de los vasos sanguíneos mayores en los pulmones o el tórax, como coágulos de sangre (embolia pulmonar)

-Acumulación de sangre o líquido alrededor del corazón

-Cáncer de pulmón o cáncer que se ha diseminado a los pulmones desde cualquier parte del cuerpo

-Inflamación de ganglios linfáticos

-Neumonía

-Cáncer de esófago

-Linfoma en el tórax

-Tumores, nódulos o quistes dentro del tórax

 

  1. Tomografía abdominal

 

Una tomografía abdominal crea imágenes detalladas de las estructuras en el interior del abdomen. Utiliza rayos X para crear imágenes transversales del área abdominal.

Se puede usar para buscar:

 

-A qué se debe la presencia de sangre en la orina

-Causa de dolor o hinchazón abdominal

-La razón de resultados anormales en pruebas de sangre como del hígado o por problemas del riñón

- La presencia de una hernia

- Para la detección de nódulos o tumores, incluso cáncer en hígado o riñones

- Detección de cálculos renales

- Presencia de apendicitis

- Cirrosis hepática

- Cáncer de colon

- Pancreatitis

- Colecistitis aguda

 

  1. Tomografía de pelvis

 

Una tomografía de la pelvis es un método imagenológico que utiliza rayos X para crear imágenes transversales de la zona que está entre los huesos de la cadera. Esta parte del cuerpo se denomina zona pélvica.

Las estructuras que se encuentran dentro y cerca de la pelvis incluyen la vejiga, la próstata y otros órganos reproductores masculinos, órganos reproductores femeninos, ganglios linfáticos, intestino delgado, colon, y huesos pélvicos.

El examen puede usarse para diagnosticar o detectar:

 

-Infección en la pelvis

-Nódulos o tumores, incluso cáncer

-La causa de dolor en la pelvis

-Lesión en la pelvis

-Guiar a un cirujano al área correcta durante una biopsia u otros procedimientos

-Fractura ósea

-Diverticulitis

 

  1. Tomografía de cuello

 

Una tomografía de cuello utiliza una máquina especial de rayos X para generar imágenes de los tejidos blandos y los órganos del cuello, incluidos los músculos, la garganta, amígdalas, adenoides, vías respiratorias, tiroides y otras glándulas. También se ven los vasos sanguíneos y la parte superior de la médula espinal.

Es útil para detectar:

 

-Signos de enfermedad en la garganta y las áreas circundantes

-Signos de una infección (como un absceso)

-Una lesión

-Quistes

-nódulos o tumores.

-Cáncer de garganta

-Inflamación de ganglios

 

  1. Tomografía de columna vertebral

 

La tomografía de columna vertebral es una prueba de diagnóstico por imágenes que se utiliza para ayudar a diagnosticar (o descartar) daños en la columna vertebral en los pacientes con lesiones. Se utiliza para detectar:

 

-Presencia de fracturas y cambios en la columna.

-Detección de quistes

-Hernia discal

-Estenosis espinal

-Cáncer que se ha propagado a la columna

-Osteoartritis

-Debilitamiento de los huesos

-Lesiones en la parte superior de la columna

-Hernias de disco y compresión de la médula espinal

-Problemas de cicatrización o tejido cicatricial después de una cirugía

-Cambios degenerativos debidos a la edad

-Deformidad por cirugías o lesiones previas

 

CDI - Tomografia

  1. Tomografía vascular

 

También conocida como angiografía, utiliza una inyección de material de contraste en los vasos sanguíneos para ayudar a diagnosticar y evaluar enfermedades de los vasos sanguíneos o condiciones relacionadas, tales como los aneurismas o bloqueos. Igualmente, se emplea para diagnosticar y evaluar varias enfermedades de los vasos sanguíneos y condiciones relacionadas tales como:

 

-Aneurismas

-Bloqueos

-Coágulos de sangre

-Vasos sanguíneos desorganizados, tales como las malformaciones vasculares

-Lesiones

-Nódulos o tumores

-Ruptura o desgarro de vasos

-Analizar los vasos sanguíneos antes o después de la cirugía para

-Detectar placas ateroscleróticas en la arteria carótida del cuello, ya que eso puede limitar el flujo sanguíneo hacia el cerebro y causar un derrame cerebral.

-Detectar placa que haya causado el estrechamiento de las arterias hacia las piernas.

-Detectar la presencia de una enfermedad en las arterias hacia los riñones o visualizar el flujo sanguíneo.

-Guiar a los radiólogos de intervención y los cirujanos mientras realizan un procedimiento de reconstrucción de vasos sanguíneos.

-Detectar lesiones en una o más arterias del cuello, tórax, abdomen, pelvis, o miembros en pacientes después de un trauma.

-Identificar una disección o desdoblamiento en la aorta en el tórax o abdomen o en una de sus principales ramificaciones.

-Mostrar el grado y la gravedad de la enfermedad de las arterias coronarias.

-Examinar las arterias en los pulmones para detectar embolismo pulmonar (coágulos de sangre, tales como los que viajan desde las venas de las piernas) o malformaciones arteriovenosas pulmonares.

-Evaluar la estenosis y obstrucciones de los vasos (coágulos en los pulmones).

Este verano, cuidamos de ti y tu familia, acude a CDI y solicita informes sobre los estudios y descuentos del mes.

Consulta a tu médico.

cdimorelos.com/tienda 

 

febrebro 2024  - CDI Morelos

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Sigue el canal de Diario De Morelos en WhatsApp