CUERNAVACA, MORELOS.- Con el propósito de promover acciones que garanticen el bienestar de la niñez, el Sistema DIF Morelos llevó a cabo la elección del “DIFusor de los derechos de las niñas, niños y adolescentes 2019”, donde resultó seleccionada la niña Karemy Anahí Cuevas Arizmendi, del municipio de Huitzilac.

La presidenta del DIF Morelos, Natalia Rezende Moreira, destacó la importancia de esta actividad como un ejercicio de participación ciudadana en la que se involucra a la niñez, brindando un foro para que su voz sea escuchada y se fortalezca la difusión de sus derechos.

“Ustedes están dando un paso muy importante en su vida al ser representantes de la niñez de sus municipios. Queremos escucharlos, conocer sus necesidades e ideas, para consolidar acciones permanentes que les permitan desarrollarse de manera plena y feliz”, manifestó Rezende Moreira.

La titular del Sistema DIF estatal detalló que la elección del “DIFusor Estatal” contó con la participación de 25 niñas, niños y adolescentes quienes expusieron sus puntos de vista sobre sus derechos y presentaron proyectos en la materia, los cuales fueron explicados ante autoridades estatales, eligiéndose a tres finalistas.

Para elegir a su representante, los participantes emitieron su voto de manera secreta mediante un ejercicio democrático supervisado por autoridades del Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (Impepac).

Como resultado, Karemy Anahí Cuevas Arizmendi resultó electa, mostrándose muy contenta de ser elegida por sus compañeros, y señaló que dará su máximo esfuerzo para contribuir a que los niños conozcan más sobre sus derechos y responsabilidades.

Fue un honor

Mariana Millán Solano, adolescente DIFusora 2018, expresó que ser representante de la niñez es un gran honor y compromiso, pero sin duda, es una experiencia única que permite involucrarse en proyectos y actividades a favor de este sector.

Finalmente, Natalia Rezende tomó protesta a los integrantes de la Red Estatal de DIFusores, a quienes invitó a mantener el entusiasmo para seguir participando en acciones que beneficien a la niñez de sus comunidades.

DDM REDACCIÓN
[email protected]