Barcelona.- El Barcelona aún tenía una leve esperanza de poder ir por el título de LaLiga, para esto necesitaba ganarle al Celta del mexicano Néstor Araujo y que sus rivales que están encima, Atlético de Madrid y Real Madrid perdieran sus encuentros; sin embargo, sucedió todo lo contrario.

Lionel Messi puso el 1-0 al minuto 27, luego de recibir un centro de Sergio Busquets; superó a los defensas en velocidad para cabecear con el gol que abriría los cartones, una diana que lo consolida como líder de goleo con 30.

Aunque de nada sirvió esto, porque Celta logró empatar y darle la vuelta; Santi Mina vio el hueco que dejó Gerard Piqué y envió un remate cruzado para poner el marcador 1-1 al 38’.

Lenglet al 83’ vio la tarjeta roja luego de una doble amonestación y dejó al Barcelona con un panorama más complicado. Por lo que al 89’ caería el gol del triunfo del rival, un centro mal ejecutado que dio en el palo, dejó a Ter Stegen sin opción de parar el disparo de Santi Mina, quien concretó su doblete para el triunfo en el que Araujo jugó los 90 minutos.

El Barcelona se despidió entonces de cualquier aspiración y cerrará ante el Eibar.

Staff Diario de Morelos