CUERNAVACA, MORELOS.- En Semana Santa, muchas personas aprovechan para hacer una pausa de sus actividades diarias y encontrarse con su fe, orar y agradecer por los resultados del año. Algunas más se desconectan en un playa o casa de descanso y hay quienes desde hace un tiempo compraron un viaje para irse de vacaciones con la familia o con su pareja.
Pero después, de regreso a sus actividades cotidianas, se encuentran con un hueco en sus finanzas porque gastaron de más en una reunión familiar, se excedieron en las vacaciones o no tuvieron en cuenta los gastos que los estaban esperando en sus casas, como, pagos de tarjetas, renta, impuestos y los servicios públicos.
Por eso, queremos preparar tu bolsillo para que tus finanzas no sufran un duro golpe en esta época, ya que por ser ‘temporada alta’ se cometen algunos errores que por culpa de los gastos comunes, altas tasas de interés y falta de planeación provocan preocupaciones adicionales.
    Se trata de que aproveches tus vacaciones de una forma inteligente, que permita disfrutar de los días de asueto y a la vez no sangrar la cartera, en esta época tan difícil.
Como siempre, se sugiere hacer uso del sentido común a la hora de abrir la cartera y gastar, al recordar que las vacaciones no son para siempre pero las deudas si pueden llevar meses incluso años en pagarlas por completo, por esa razón, debes gastar con prudencia y pensando en el futuro.

Ten en cuenta algunos consejos
Hemos elaborado algunas recomendaciones que deberías seguir al pie de la letra.

1.- Realiza un presupuesto:
De acuerdo con los expertos,  debe ser planeado según las actividades que realizarás en esos días de descanso. La recomendación es mantenerse en el gasto diario proyectado para que conozcas con exactitud cuánto dinero destinarás en cada una de las actividades.

2.Si viajas en carro propio:
Es recomendable que tengas la lista de los gastos de combustible, peaje, comidas y que revises el estado de tu vehículo antes de partir, ya que así evitarás accidentes y situaciones inesperadas que se traducen en costos extras, y sobre todo en experiencias nada agradables.

3.Si vas a viajar en avión:
En temporada alta es factible que los pasajes estén agotados y, si los encuentras, serán demasiado caros. Por eso, es recomendable que planees mejor tu destino para una próxima ocasión y así puedas comprar tus boletos con la mayor anticipación posible.

4.Visita a un ser querido:
Ir donde están tus padres, tus hermanos, un tío o tus mejores amigos es una alternativa para esta época. Además del reencuentro, es una opción para ahorrar costos al quedarse con ellos, y no pagar en hotel, y sobre todo disfrutar de su compañía, la cual literalmente no tiene precio.

5. Debes determinar cómo financiarás los gastos:
Si se trata de descansar y tomarse unos días para un viaje, lo mejor es hacer uso de los ahorros, dado que no implica riesgos. Antes de viajar, investiga los beneficios que ofrece tu banco por la utilización de tarjetas de crédito, como millas, puntos, convenios de hoteles, entre otros.

6.Cuida tus documentos, tarjetas y dinero:
En esta época los turistas se arriesgan a que los delincuentes se apropien de las pertenencias. Y si el riesgo está latente, lo mejor es que tengas asistencia de viaje que cubra la pérdida de documentos, dinero, llaves del vehículo, entre otros amparos.

7. Evita llevar demasiado efectivo:
Es mejor cargar la tarjeta débito para hacer los pagos, así llevarás más el control de lo que gastas y no te expondrás a los ladrones. Pero también es conveniente no abusar de este recurso, previendo que podría ocurrir un imprevisto y necesites dinero para resolverlo.

8.Contempla la compra de alimentos y comida:
Está bien comer algún antojo en vacaciones pero no hay que excederse en el gasto más allá de lo planeado. En los sitios turísticos más representativos la comida es cara. Un consejo es que preguntes con los empleados de un hotel donde comen ellos, podrías encontrar un buen restaurante a un buen precio.

9.Sé cauto si viajas de última hora:
Si la salida no estaba planeada, sé moderado, porque “lo que gastes de más lo tendrá que reducir de otros gastos ya planeados o diferirlos en el tiempo, con las consecuencias que ello trae. Por eso es mejor siempre apegarse al presupuesto estipulado.

10.Ten cuidado con el ‘tarjetazo’:
Es difícil resistir a la tentación de ver en tu viaje ropa que te gustó  o  entrar a una obra de teatro. Aunque portar la tarjeta de crédito puede ser muy tentador, recuerda que si estás en el exterior, comprando en dólares o euros, ese pago representará mucho más en pesos.

11.Quédate y disfruta:
También es una opción buena y válida, quedarse en casa disfrutando de la ciudad y aprovechando esos días para hacer algo en familia, como visitar un parque, un museo, hacer senderismo o montar en bicicleta. Además, puedes organizarte para poner en orden las ideas, ordenar el closet,  leer, descansar y encontrarse contigo mismo.

 

Por: Ddm Redacción /  [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...