compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- El acoso sexual quedó tipificado como delito en el Código Penal para el Estado de Morelos, al reformarse el título del capítulo III del artículo 158, luego de un exhorto del Congreso de la Unión y ser aprobado por los diputados de la LIII Legislatura.
Ahora, el Capítulo III se denomina Hostigamiento y Acoso Sexual, y queda dentro del Título 7  relacionado con “Delitos contra la libertad y el normal desarrollo psicosexual”.
Con la reforma ha quedado establecido en el Artículo 158 que: “Comete el delito de acoso sexual la persona que, con fines lascivos, asedie, acose o solicite favores de naturaleza sexual para sí o para un tercero a persona de cualquier sexo, y se le impondrá de dos a cinco años de prisión y multa de 200 a 400 del valor diario de la UMA”.
Mientras que el delito de hostigamiento sexual se comete cuando la persona que realice la conducta descrita para el acoso sexual, “y además exista relación jerárquica derivada de relaciones laborales, docentes, domésticas o de cualquier clase que implique subordinación entre el sujeto activo y pasivo”. La pena aumentará hasta una tercera parte que en el acoso sexual.
El presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales y Legislación, Enrique Laffitte, dijo en la presentación del dictamen que se establece que “si el sujeto activo fuera servidor público, docente o parte del personal administrativo de cualquier institución educativa o de asistencia social y utilice los medios o circunstancias que el cargo le proporcione, además de la pena prevista en los párrafos anteriores, se le destituirá del cargo, o se le inhabilitará para ejercer otro cargo público por un lapso igual al de la pena de prisión impuesta.
Si el sujeto pasivo es menor de edad o persona que no tenga la capacidad para comprender el significado del hecho o de resistirlo, la pena se duplicará.
En estos casos se perseguirá de oficio.

Delatan. Miradas y comentarios  de trabajadores del Ayuntamiento hacia una mujer, durante un operativo de retiro de estorbos en la vía pública, en la colonia Acapantzingo. Contemplan diputados que el acoso sexual se persiga de oficio en ciertos casos.

Algunos casos
Cotidiamente se dan casos de acoso u hostigamiento que en pocas ocasiones son denunciados.

En la calle
En marzo pasado, en calles de la CDMX, una periodista internacional fue víctima de su agresor que le levantó la falda y le bajó la ropa interior.

En un taxi
En mayo, una mujer grabó también en CDMX acoso por un taxista, quien empezó diciéndole que era una persona bonita hasta la talla de su brassier.

Un servidor morelense
En marzo, dos empleadas del Ayuntamiento de Cuautla acusaron a un regidor de Morena de hostigamiento y acoso sexual. Ellas fueron despedidas.

 

Por: Marcela García /  [email protected]