compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- Vecinos de varias colonias se manifestaron en las instalaciones del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC) debido a que en los últimos seis meses les ha llegado su recibo alterado y en otras colonias no tienen medidor.

Se manifestaron con pancartas exigiendo solución a su demanda durante varias horas; los vecinos comentaron que en las colonias de Acapantzingo, Flores Magón, Satélite, La Universo, Antonio Barona y otras, se están robando los medidores, a pesar de esto, les continúan cobrando el servicio.

Una de las afectadas señaló que desde hace un mes le robaron su medidor, por lo que reportó el caso al SAPAC en donde le pidieron que  lo comprara en un establecimiento que está frente al Seguro Social de Plan de Ayala, con un costo de 700 pesos.

Para después, regresar a las oficinas del sistema operador para que realice un trámite y se instale el medidor, a pesar de ello, el recibo de agua potable está llegando a su domicilio bimestralmente con un costo de 400 pesos, lo que ha acusado molestia de varios vecinos de las colonias antes mencionadas.

Los inconformes coincidieron que se les hace injusto que se proceda de esa manera con la administración que encabeza, José Torres Pérez, “es absurdo que nosotros mismos vayamos a comprar el medidor, regresar a las oficinas para que lo instalen y además que nos cobren el servicio”, expresó Josefina Paredes, vecina de la colonia Acapantzingo.

Otro caso, que denunciaron los manifestantes, es el cobro del agua en sus colonias, “el recibo llega a veces hasta de mil 200 pesos, y en la casa sólo habitamos cuatro personas, y en la colonia La Universo en algunas calles llega el agua una sola vez a la semana, por eso estamos aquí para que nos den solución”, dijo Maribel Perea, vecina de la colonia.

Los vecinos advirtieron que en caso de que no se les dé una respuesta a sus demandas acudirán a otras instancias para que se les apoye y dejen de cometerse irregularidades que afectan a la economía de las familias.

POR: CARLOS SOBERANES
[email protected]