Por tercer día consecutivo personal del TSJ realizan paro de brazos caídos, en esta ocasión se sumaron en apoyo trabajadores de la CTM. 

Tras las parálisis que existe al interior del Pleno del  Tribunal Superior de Justicia (TSJ), este miércoles trabajadores de confianza y sindicalizados volvieron a suspender actividades, argumentando que es complicado laborar en un ambiente de tensión debido al conflicto entre magistrados. 

Los trabajadores no sólo temen represalias por parte del grupo de magistrados que desconocen al presidente del TSJ Jorge Gamboa Olea, sino que lamentan que hay trabajo detenido. 

Desde el lunes iniciaron un paro de brazos caídos en el que se ausentan por una hora de su espacio laboral, para protestar y después regresan a sus actividades. 
En esta ocasión, la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Capítulo Morelos, respaldó el paro de brazos caídos y con unas unidades realizaron un bloqueo afuera de las instalaciones de la sede del Poder Judicial. 

Isaí Zevadúa, apoderado legal de la CTM en Morelos, emplazó al grupo de Magistrados a que acudan a las sesiones del Pleno y pongan fin a la parálisis que han provocado en el Poder Judicial, así como a la incertidumbre que existe entre la base trabajadora. 

Y es que los trabajadores aseguran que no existen argumentos para no reconocer la presidencia de Gamboa Olea al frente del TSJ, por lo que consideran que se trata de intereses personales por lo que se niegan a seguir trabajando. 

Cabe recordar que entre los temas que están pendientes por resolver en el Pleno es en el primer y segundo circuito, así como algunos asuntos en materia penal. 

Marcela García / marcela.garcia@diariodemorelos.com 
 

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Sigue el canal de Diario De Morelos en WhatsApp