CUERNAVACA, MORELOS.- El migrante morelense Víctor Miranda Guerrero no será sometido a la pena de muerte en el estado California, en Estados Unidos, aunque continuará en cadena perpetua en la prisión “San Quentin”.
Lo anterior, tras la cancelación de la pena capital por decreto del Gobernador de California, Gavin Newsom, por lo que Miranda y otros 40 mexicanos no serán ejecutados.
Víctor es originario de Cuernavaca y ha enfrentado acusaciones de robo, homicidio y violación en agravio de la estadounidense Bridgett Elizabeth Ballas, en noviembre de 1999; sin embargo, su aprehensión ocurrió hasta junio del 2000, cuando Miranda trabajaba en un restaurante.
El Gobernador firmó la orden ejecutiva que impone moratoria a la pena de muerte en esa entidad.
Por ello de 59 mexicanos sentenciados a muerte en Estados Unidos, con la decisión del Gobernador sólo quedan 19 en Texas.
Ello también libra de la pena a los tijuanenses Carlos Avena Guillén, acusado de doble homicidio, y Sergio Ochoa Tamayo, imputado de doble homicidio; al igual que al bajacaliforniano Juan Ayala, condenado por tres cargos de homicidio.
También se exonera a la única mujer mexicana sentenciada a pena de muerte, Dora Buenrostro, oriunda de Jalisco, condenada por el presunto apuñalamiento de sus tres hijos.

el CASO MIRANDA
Víctor viajó en 1998 a Estados Unidos, a los 18 años; y fue ayudante de cocina en Santa Ana, California.
Según sus familiares, el 27 de noviembre de 1999 rumbo a su trabajo vio una mujer mal herida e intentó ayudarla, pero ya había muerto, por lo que él y su acompañante se retiraron; después fue aprehendido.
Según abogados, Miranda no recibió asesoría legal, y su proceso fue considerado con bastantes irregularidades; en todas las entrevistas siempre negó los hechos.

Respiro. El morelense Víctor Miranda no será ejecutado.

Por: GUILLERMO TAPIA
[email protected]