El vuelo 6W 703 la compañía Aerolíneas de Sarátov, despegó de Moscú con 65 personas a bordo más seis miembros de tripulación y tenía como destino la ciudad de Orsk, Oremburgo; sin embrago, poco después desapareció del radary se ha confirmado que la aeronave se estrelló a las afueras de la capital rusa, dejando un saldo de 71 personas muertas.

Los restos del aeroplano fueron localizados en un campo ubicado en Rámenski. Al lugar arribaron grupos de rescatistas que descartaron la posibilidad de encontrar personas con vida, pues localizaron dos fragmentos de cuerpos según informó el Ministerio de Emergencias de Rusia.

El avión en el que viajaban las 71 personas ahora fallecidas, fue fabricado hace menos de ocho años, por lo que se trataba de un avión relativamente nuevo, comparado con otros con los que cuenta la línea aérea.  

De acuerdo a información proporcionada por testigos, primero explotó la parte baja del ala, lo que provocó un incendio en el área dando pie a otra deflagración ocasionando que la nave cayera “drásticamente”.

La compañía encargada de este vuelo ha difundido un comunicado en el que expresa sus condolencias a los familiares de las personas fallecidas. De igual manera, el presidente Vladimir Putin ha manifestado sus condolencias a los deudos.

Tras este hecho,  se ha dado a conocer que Rostransnadzor, el máximo organismo encargado de la inspección de todos los medios de transporte en Rusia, se encargará de llevar a cabo un chequeo exhaustivo de las aerolíneas en Sarátov a fin de evitar que los aviones presenten fallos técnicos durante un vuelo.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...