compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Como algo normal ven las mujeres el vivir bajo la violencia, aunado a que cuando los hombres son detenidos las afectadas ya no quieren seguir con las denuncias correspondientes, informó la directora de Atención y Rescate Urbano del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM), Carolina González Linares.
“Por más que los elementos –policiacos- traten de convencerlas y se les explica la situación de violencia que tienen que romper hay mujeres que por el arraigo o situaciones familiares, desafortunadamente -siguen perdonando al agresor-”, agregó.
Mencionó que las atenciones se dan con mayor frecuencia jueves, viernes y los fines de semana, extendiéndose en ocasiones a los lunes en colonias como Antonio Barona, o en la zona Sur, sin embargo, consideró que si las mujeres no colaboran con las autoridades no podrán tener avances en las denuncias.
Recordó que el lunes atendieron a una mujer lesionada por su pareja con un desarmador, por ello insistió en que es necesario implementar acciones contundentes ya que hay un uso de más violencia.
Comentó que el ERUM atiende 16 casos de mujeres víctimas de cualquier tipo de violencia a la semana, quienes en la mayoría de los casos no denuncian a sus parejas.
Dijo que el número de atenciones que dan es preocupante, puesto que además de brindar apoyo a las mujeres violentadas que van desde los 16 hasta los 40 años también lo hacen con sus hijos, por ello estas cifras las comparten con las autoridades a fin de que se atienda dicha situación.
“Esto nos preocupa demasiado, la verdad es que estamos muy preocupados, nosotros tenemos armada una unidad de primeros auxilios psicológicos pero no vemos que mejore la -situación-”, externó al indicar que hay casos de mujeres con quemaduras o heridas con arma blanca.

Cultural
Autoridades mencionaron que las mujeres por arraigo o situaciones familiares, se acostumbran a vivir bajo violencia y perdonan al agresor.

Talleres
El Centro de Justicia para las Mujeres está dando talleres los lunes y miércoles de 10:00 a 12:00 horas, a adolescentes de 12 a 15 años; martes y jueves de 13:00 a 15:00 horas, para jóvenes de 16 a 19 años, para prevenir la violencia.

16 casos de mujeres víctimas de violencia atienden a la semana, principalmente los fines de semana.

"Nos preocupa mucho esta cifra -de mujeres violentadas- por eso estamos reportando estos datos tanto a los Servicios de Salud como a las instancias correspondientes, además de la parte policial, alrededor de 16 mujeres por semana atendemos.”  Carolina González Linares, directora de Atención del ERUM.

 

Por: Omar Romero /  [email protected]