El boxeador mexicano Saúl “Canelo” Álvarez podría ser prescindido del título que ganó ante el norteamericano Daniel Jacobs el pasado 4 de mayo durante el combate llevado a cabo en Las Vegas, Nevada.

Lo anterior se debe a que la Federación Internacional de Boxeo (FIB) exigió al pugilista tapatío hacer una defensa forzosa contra el retador número uno, que en este caso es el ucraniano Sergiy Derevyanchenko.

Según medio, la FIB mando un documento a Golden Boy Promotions, empresa que representa al “Canelo”, informando que dicha pelea deberá acordarse antes del 4 de agosto. Asimismo, pidió a los encargados de organizar las contiendas del mexicano que entrarán en contacto con Lou DiBella, quien dirige a Derevyanchenko.

Además, la FIB detalló que “si los campamentos no llegan a un acuerdo antes de la fecha límite”, se hará “una subasta con el mejor postor obteniendo el control promocional de la pelea”, es decir, Álvarez dejaría su campeonato.

 

Si es que acepta el desafío, Saúl se vería imposibilitado de volver a verse las caras con Gennady Golovkin, quien peleará este 8 de junio ante Steve Rolla. De hecho, el próximo combate del jalisciense está programado para el 14 de septiembre, momento en el cual dirimiría, según trascendidos, la esperada tercera disputa contra “GGG”.

De acuerdo con la citada cadena televisiva, Álvarez podría pedir un plazo para que la contienda contra el ucraniano sea desarrollada en un futuro; sin embargo, si esto no sucede cedería el título mediano que unificó con su triunfo ante Jacobs.