Monterrey.- Tigres Femenil recibió el sábado pasado al Houston Dash en el estadio Universitario para un amistoso. Sin embargo el 2-1 de las locales pasó a segundo plano cuando se viralizó una fotografía en la que se observa cómo un aficionado toca un seno a Sofía Huerta, futbolista del equipo estadounidense.

La portera felina Ofelia Solís expresó que es importante poner un alto a estas situaciones y su compañera Natalia Gómez Junco redactó que lo ocurrido es inaceptable: “Me duele, me da coraje, me repulsa. Unidos para encontrar al responsable y que esto no vuelva a pasar”.

Verónica Pérez, mediocampista de Tijuana, envió un solidario mensaje a Huerta y coincidió en que esto no puede repetirse en ningún estadio. Por su parte, Renata Aguirre, publicó que esto sólo provoca que las futbolistas rechacen tomarse fotografías.

Lo sucedido fue denunciado a través de la cuenta de Twitter de @FutFemenilMX, horas después Tigres solicitó ayuda para identificar al responsable e informó que el sujeto será vetado de por vida de todas sus instalaciones.

La Fiscalía de Nuevo León informó que abrió una carpeta de investigación para dar seguimiento a los hechos.