Burnley.- La ilusión de ir a competencias europeas se pierden para el Wolverhampton, pues dejó empatarse a 1-1 en el último minuto por el Burnley, y el golazo de Raúl Jiménez sirvió de poco para la causa de los Lobos. 

Un falla de la defensa del Wolverhampton ocasionó un penal en tiempo de compensación para los Clarets; el VAR mantuvo la decisión del silbante y fue ejecutado por Wood. 

El juego no fue el mejor para los Wolves. El dominio parecía no ser suficiente ante unos vinotintos que cerraron bien los espacios y secaron por completo a Adama Traore y a Diogo Jota que son los principales asistidores de Raúl. 

Raúl Jiménez tuvo que salir del área para ayudar a sus compañeros a ganar la pelota desde el medio campo. A los 76 minutos, los espacios se abrieron y cayó el gol del mexicano. 

Fue un golazo. Una volea entre la media luna y el área grande, una verdadera obra de arte que mandó guardar el esférico en la meta del Burnley.

Sobre el final, despertaron del sueño a los Wolves que ya aullaban para espantar al Manchester United que cayó frente al Tottenham y eso abría más las posibilidad del equipo de Nuno Espirito Santo en este cierre de temporada, pero el tanto en los minutos finales apagan las esperanzas de los Lobos. i

Staff Diario de Morelos