En todo el mundo se conmemoró el 2 de mayo el Día Mundial del Asma, una enfermedad crónica que provoca inflamación y estrechamiento de las vías que conducen el aire a los pulmones. Los síntomas pueden manifestarse varias veces al día, a la semana, y en algunos casos empeoran durante la actividad física o por la noche.
Una persona que no tiene control de su enfermedad padece constantes crisis que impactan directamente en su productividad laboral y/o aprovechamiento escolar.
En México, se calcula que alrededor del siete por ciento de la población padece asma; además, este padecimiento es una de las 10 primeras causas de utilización de los servicios de salud, especialmente los de urgencias y de consulta externa, por lo que representa una carga considerable para el Estado.
De acuerdo con proyecciones de la Organización Mundial de la salud, la falta de un diagnóstico adecuado y un control deficiente del padecimiento, podría provocar un aumento de casi un 20 por ciento en las muertes por esta enfermedad en los próximos 10 años.
“Contar con un diagnóstico adecuado y oportuno, le permitirá al paciente tener un control adecuado de su padecimiento, lo que se traducirá en la reducción de crisis que afecten su calidad de vida en las actividades de su día a día”, puntualizó el Dr. Marco Polo Macías, Neumólogo y Gerente Médico del área Respiratoria para GSK México.
Señaló que el principal objetivo de tratamiento en el paciente asmático es lograr el control adecuado de la enfermedad definido por mejoría de la sintomatología, disminución de exacerbaciones, disminución en la necesidad de medicamento de rescate y sin limitación en la función pulmonar, además, de llevar un plan de acción que le permita al paciente un manejo efectivo de su enfermedad en su día a día.
Para tener un mejor seguimiento de la enfermedad, acudir al especialista de manera regular y mantener un adecuado apego al tratamiento son fundamentales. La Iniciativa Global del Asma (GINA, por sus siglas en inglés) recomienda que las visitas al médico se realicen de la siguiente manera: después del comienzo del tratamiento tienen que ser revisados de 1 a 3 meses y posteriormente cada 3 - 12 meses; en el caso de las mujeres embarazadas se deben hacer una revisión cada 4-6 semanas.5.
El Dr. Macías invita a los profesionales de la salud a que realicen a sus pacientes la Prueba de Control del Asma o ACT, que consiste en un cuestionario de llenado fácil y rápido sobre los síntomas de la enfermedad en el periodo de un mes, y que mediante una puntuación permite determinar el nivel de control.
Aunque no se sabe la causa fundamental que origina el asma, un control adecuado del padecimiento les da la oportunidad a los pacientes de desarrollar su vida de manera normal, sin limitaciones físicas y sobre todo sin perder el aliento.

Factores
Dificultad para respirar, tos, ruido o sibilancia al pasar el aire y dolor u opresión en el pecho
Evitar exponerse a factores de riesgo como humo de cigarro y polvo
Puede detectarse clínicamente desde el primer año de vida o a partir de los cuatro años de edad
Se presenta en cualquier sexo, edad, o nivel socioeconómico, pero afecta mayormente a los niños con antecedentes de alergias
Se registra una alta letalidad, ya que se han registrado hasta 10 defunciones por cada 100 mil pacientes con asma.

 GSK/Agencias

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...