Apple Watch y otros dispositivos portátiles podrían alertar a sus usuarios sobre si están contagiados con COVID-19, de acuerdo con científicos que ya están estudiando a Fitbit y otras apps vinculadas a la actividad física.

De acuerdo con los investigadores, los dispositivos podrían identificar a personas contagiadas con COVID-19 antes que aparezcan los síntomas, lo que podría extender el contagio a otras personas.

Los cambios en la frecuencia cardíaca, la capacidad respiratoria y otras señales que son constantemente medidas por estos dispositivos podrían alertar de etapas tempranas de infección, de modo que sus usuarios puedan tomar precauciones como aislarse y someterse a exámenes, dijeron los investigadores.

“Cuando te enfermas, incluso antes de que lo sepas, tu cuerpo empieza a cambiar, tu frecuencia cardíaca se acelera”, dijo el profesor Michael Snyder, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford.

Los investigadores de Stanford hacen parte de varios grupos que indagan sobre si los dispositivos para medir la actividad física como Fitbit o Apple Watch pueden ofrecer alertas tempranas.

El equipo de Snyder reunió a 5.000 personas para el estudio y examinó los datos históricos de sus relojes electrónicos de 31 usuarios que dieron positivo de la infección del COVID-19.

De aquellos 31, todos sus datos indicaron que había una infección antes de que aparecieran los síntomas.

Los dispositivos electrónicos portales detectaron las señales anticipadas de contagio -antes de que aparecieran los síntomas- en un promedio de tres días.

En otro caso, el equipo de Snyder encontró que el reloj electrónico podía descubrir las primeras señales de un contagio de coronavirus nueve días antes de que surgieran los síntomas más comunes.