compartir en:

La Secretaría de Movilidad y Transporte (SMyT) inició el proceso de licitación de compra de nuevas placas vehiculares para 2017; de acuerdo con la convocatoria emitida, los nuevos metales ahora sí contarán con el código de identificación vehicular QR, que, en teoría, permitirá a ciudadanos y a elementos de corporaciones policiacas obtener los datos de un automóvil a través de una aplicación.

La convocatoria para la licitación fue publicada el pasado miércoles en el periódico oficial “Tierra y Libertad” con la característica de tener “plazos reducidos”.

El proceso se realiza a través de la Unidad de Procesos para la Adjudicación de Contratos, de la Secretaría de Administración, del gobierno del estado.

La convocatoria es para la “adquisición de placas metálicas con engomado de identificación vehicular” y para la “adquisición de formatos oficiales de control vehicular”.

De acuerdo con la SMyT, lo que se va a adquirir es el stock de placas que la dependencia entregará durante 2017 a nuevos vehículos que ingresen al Registro Estatal Vehicular, o aquellos que cambien de propietario, así como la documentación oficial relacionada.

Las licitaciones públicas fueron emitidas con los números EA-N14-2016 y EA-N15-2016 y la advertencia de que serían de “plazo reducido” se debe a que fueron publicadas el miércoles 14 y ayer viernes 17 cerró el periodo de presentación de muestras y junta de aclaraciones entre los interesados y la dependencia que licita.

El próximo viernes 23 será la sesión de apertura de propuestas y el 28 de este mismo mes, se emitirá el fallo sobre el proveedor que resulte “ganador”, en ambas licitaciones.

Los nuevos metales de la SMyT serán tanto para el transporte privado, como público y su emisión se hará conforme se soliciten altas en el Registro Vehicular, tanto de unidades nuevas, como de aquellas que cambian de propietario o de número de placas por otros motivos, como por extravío o robo de las mismas.

A principios de 2013 se anunció que las placas que se usarían a partir de ese año, ya contarían con el código QR; sin embargo, el proyecto no fue materializado.