compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.-Vecinos de las colonias Rancho Cortés y Buena Vista protestaron, ayer, afuera del predio ubicado en la calle Francisco Villa, número 100, donde será construida una gasolinera y un desarrollo comercial.

Explicaron que el 2 de octubre vieron que durante el fin de semana comenzó a entrar maquinaria pesada y muchos árboles fueron derribado durante la noche.
Argumentan que la obra viola varios requisitos, entre ellos, pues el proyecto carece de dictamen urbano, pues está densamente poblado por casas y condominios.
Agregaron que “no debe haber ningún uso urbano, por lo menos, 15 etros a la redonda”, es decir, que no debe haber escuelas, mercados, ni instalación de cables.
“Como distancia mínima, debe tener por lo menos 100 metros de cruces de camino”, dijeron, pues en las calles Ajusco y Francisco Villa la circulación es un solo carril.
Dijeron que las autoridades han desviado el tránsito de vehículos de carga en la avenida Emiliano Zapata hacia las calles referidas.
“Hemos reportado tres fugas de agua por tubería rota, pues esta zona no soporta peso de esa magnitud”, expresó un vecino del lugar.
En resumen, los afectados consideran que el proyecto no les fue consultado y generará caos vial, urbano y ambiental en las colonias referidas y algunas aledañas.
“Uno de los puntos también muy relevante y que, al parecer, autoridades desconocen, es que contaminarían dos pulmones naturales, como la barranca ‘San Pedro’, que está justo al lado del predio, y la barranca Chalchihuapan, que forma parte de un programa de recuperación de barrancas por parte del Gobierno del Estado”, concluyeron.

Maya Ocampo
[email protected]