Por más de dos horas, la mañana de este jueves, vecinos del poblado de Chamilpa, al norte de Cuernavaca, retuvieron una amioneta de la Comisión Federal de Electricidad  (CFE), en la que viajaban empleados que acudieron a cortar el suministro de energía al pozo de agua número 3, por el adeudo que mantiene el SAPAC.
Los pobladores, enardecidos, retuvieron a trabajadores de la paraestatal y amenazaron con incendiar la unidad, en caso de que sus demandas no fueran atendidas.
El pozo suministra agua a 19 colonias del poblado.
Los trabajadores ya habían bajado las cuchillas, pero las volvieron a subir ante la presión de los pobladores.
Los habitantes dijeron que montarán guardias para evitar que los trabajadores de la CFE corten el suministro eléctrico y se queden sin agua.
Cabe mencionar que son alrededor de 300 millones de pesos los adeudos que mantiene SAPAC con la CFE.

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado