Cuernavaca, Morelos.- Condusef recomienda analizar la opción de subrogación de hipoteca antes de utilizarla para evitar que sea contraproducente 

A través de la figura de la subrogación de hipoteca, los ciudadanos tienen la opción de mejorar las condiciones de su crédito hipotecario, pero antes,mide en de analizar las diferentes opciones antes de tomar alguna decisión.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) explicó que la subrogación o movilidad de hipoteca consiste en que el crédito otorgado por una institución financiera sea sustituido por uno nuevo otorgado en mejores condiciones.

Sin embargo, antes de considerar cambiarse a otra opción hipotecaria, el ciudadano debe analizar bien las diferentes opciones que existen en el mercado y revisar no sólo la tasa de interés sino el Costo Anual Total (CAT), pago mensual, plazo y pago total.

Además, dentro de las recomendaciones que hace la Condusef se encuentra el analizar los años que llevan pagando el crédito y cuánto falta por liquidarlo, pues si es poco quizá no conviene cambiarse de hipotecaria.

Algunas opciones ofrecen mensualidad menor, por lo que, es necesario considerar el plazo que durará la deuda y el costo total que pagará al final. Esta figura nueva para quienes cuentan con un crédito hipotecario es una opción, pero no tiene que ser la definitiva, según la Condusef.

También recomienda no perder de vista los gastos que se deberán pagar para realizar el cambio a otra institución, el ciudadano tendrá que analizar los gastos notariales, avalúo, apertura, entre otros.

La Condusef recuerda que, de acuerdo con el nuevo esquema que entró en vigor el 20 de agosto de 2015, ahora se cuenta con un simulador para que los ciudadanos utilicen el sistema y hagan una prueba para analizar su situación hipotecaria. 

Condusef

 

Información para decidir mejor

Con el simulador, el usuario tendrá la información para decidir si le conviene un pago mensual menor, reducir plazo con el mismo pago o disminuir el pago total al final, o bien proponer que el banco con el que tiene el crédito, le mejore las condiciones de pago mediante un esquema alternativo.