PUES NO, han pasado años, trienios, lustros y un poco más, sin que las políticas públicas de protección al medio ambiente cuajen en lo relativo a la emisión de partículas contaminantes de los automotores.

Bueno, ni integrada la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came) ha sido posible abatir el fenómeno ambiental que, menos mal para nosotros, tiene su principal punto de crisis en la Ciudad de México.

Lejos, muy lejos quedaron aquellos años en que el programa Hoy no Circula parecía que sería la solución, pues hoy ni con adecuaciones y mil parches se puede evitar la presencia de contingencias ambientales.

EN MORELOS, la situación de contaminación ambiental no es crítica, pero hay indicios de que puede empeorar, de ahí que llama la atención que el programa estrella contra la contaminación no acaba de cuajar.

Si bien no hay restricciones de circulación vehicular en vías tlahuicas, sí resulta incómodo y potencialmente dañino circular en calles, zonas y  horarios específicos, como en puntos de Cuernavaca, Jiutepec y Temixco.

La disminución de emisión de contaminantes de vehículos, sin embargo, no se llega a dar en forma regular y fluida por una amplia variedad de factores, que justificables o no dan por resultado el incumplimiento de la meta.

HOY MISMO por un lado hay centros de verificación que no están abiertos y por otro lado no se aplica sanción alguna a quienes circulan sin haber verificado su vehículo, lo que en conjunto invita a no acatar la norma.

Entonces, todo aquello planeado, discutido, aprobado, anunciado y hasta presumido en cuanto a políticas públicas medioambientalistas de la región centro viene a caer por su propio peso de ineficacia.

Morelos es parte de la Comisión Ambiental de la Megalópolis, pero al mismo tiempo tiene un trato no equitativo con la Ciudad de México en cuanto a la circulación allá de vehículos matriculados en nuestra tierra.

MIENTRAS TODO sucede, la expulsión de partículas contaminantes de automotores persiste y es creciente, sin que los responsables de la aplicación de la política pública atinen a dar un siguiente paso en firme.

Por: E. Zapata / opinion@diariodemorelos.com / Twitter: @ezapata1