MÁS vale tarde que… con sueño, diría el clásico, para el caso del arranque, por fin, del reencarpetamiento de la Autopista del Sol, desde el Distribuidor Palmira hasta Alpuyeca y un tramo más al sur estatal.

Amerita cohetes, banda y brinco de chinelo la determinación de Capufe de entrarle, ya casi en su salida administrativa, a este pendiente que tanta molestia ha causado a conductores morelenses y a los foráneos.

Ahora toca desear, esperar o exigir, que la empresa Laboratorio de Ingeniería no afloje el paso ni la calidad en los trabajos, para evitar otro desaguisado como el de hace años con Gutsa sobre la misma vía.

LA foto en la que el 28 de mayo reciente aparecieron 10 rectores de otras tantas universidades públicas de México con el subsecretario de Educación Superior de la SEP, Rodolfo Tuirán, hizo albergar esperanzas.

Se trató de la respuesta del gobierno federal a la petición del rescate financiero para, entre ellas, la Universidad Autónoma del Estado de Morelos; sin embargo, no hay camino claro de aquí hacia noviembre.

Cierto que hubo un “mejoralote” para paliar lo básico de aquí hacia el fin de año, pero se complica la añeja gestión, primero por las elecciones y ahora por el próximo cierre de administración. Ahí será luego.

SIN prejuzgar la validez o no de los argumentos de algunos grupos sociales para realizar manifestaciones públicas contra autoridades, que afectan a terceros, el daño es a la postre para todos los morelenses.

No le falta razón a diversos empresarios y comerciantes cuando denuncian que estos bloqueos a la circulación vehicular atentan contra el desarrollo económico, principalmente del área metropolitana capitalina.

La costumbre ya inveterada de procurar la justicia, genuinamente o de manera oficiosa, no solo ha de tener efectos negativos al momento, sino que poco a poco va minando a Morelos, a mediano y largo plazo.

QUE si hubiera un mecanismo exacto para medir los perjuicios que provocan los bloqueos viales, no sólo en términos económicos sino también de armonía social, tal vez habría un dique a las manifestaciones.

Por: E. Zapata

[email protected]
Twitter: @ezapata1

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...