La Secretaría de Movilidad y Transporte (SMyT) extendió las medidas sanitarias por COVID-19 que se publicaron en el Periódico Tierra y Libertad, en el que se establecen los lineamientos técnicos específicos para la reapertura de las actividades económicas, laborales, sociales, educativas, culturales, de transporte y públicas.

En el acuerdo publicado el 12 de junio 2020, se establecen una serie de medidas de seguridad extraordinarias para atender la emergencia sanitaria generada por el coronavirus.

En el caso del pago de referendos de la tarjeta de circulación, existe una prórroga decretada por las autoridades del fisco estatal para realizar sin recargos, multas ni actualizaciones, el pago de la tarjeta de manera extemporánea y hasta en tanto

se reanuden las actividades de la SMyT.

En este acuerdo, también señala que los conductores, cuya licencia se encuentre vencida, podrán circular portando la licencia cuya vigencia haya concluido pero, además, deberán hacer el pago de la renovación de la licencia ante el fisco estatal.

Por lo anterior, las autoridades de tránsito  estatal y municipales deben atender esta disposición y evitar infraccionar a los conductores que presenten su licencia vencida en unión con el pago de la renovación de la licencia ante las autoridades del fisco estatal.

También se extiende el plazo sobre una serie de medidas de seguridad extraordinarias para atender la contingencia, como otorgar la prestación del servicio de manera gratuita a los trabajadores del sector salud, de instituciones públicas federales y estatales, con la simple presentación de la credencial que acredite tal circunstancia.

Debido a que aún continúa el semáforo epidemiológico en color rojo, la SMyT informó que continuará el servicio público operando bajo ciertas medidas sanitarias.

La finalidad de operar bajo ciertas medidas restricciones es porque aún el semáforo de alerta por los casos de COVID-19 está en rojo y la población debe de permanecer en aislamiento.

En el semáforo rojo, el transporte con itinerario fijo deberá circular con el 50 por ciento de los pasajeros al igual que el servicio sin itinerario fijo.

Es decir, los operadores de taxis, en semáforo rojo de alerta por el COVID-19 tendrán que viajar con solo 3 pasajeros.

Además, tanto los choferes de rutas y taxis tendrán que atender las medidas básicas sanitarias como usar cubrebocas, gel antibacterial y sanitizar la unidad constantemente.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado