Joel Schumacher, director de dos películas de “Batman” y otras recordadas producciones como “St Elmo’s Fire” y “The Lost Boys”, murió este lunes a los 80 años en la ciudad de Nueva York tras una batalla de un año contra el cáncer.

Schumacher tomó la dirección de la franquicia cinematográfica de Batman luego de la retirada de Tim Burton.

Dirigió “Batman Forever” en 1995, la cual fue protagonizada por Val Kilmer, Tommy Lee Jones, Jim Carrey y Nicole Kidman, y acumuló más de $300 millones de dólares en ganancias en todo el mundo. Luego estuvo al frente de “Batman & Robin” en 1997, la cual tuvo a George Clooney en el papel del Caballero Oscuro, pero recibió duras críticas.

Schumacher, abiertamente gay, fue acusado de introducir elementos homoeróticos a la relación entre Batman y Robin; y en 2006, Clooney le contó a Barbara Walters que había interpretado a un Batman gay.

En 2016, el director reconoció la mala relación entre Tommy Lee Jones y Jim Carrey en el set de rodaje. “Jim Carrey era un caballero, y Tommy Lee lo amenazó. Estoy cansado de defender a los actores pagados en exceso y privilegiados. Rezo para que no volver a trabajar con ellos”. A Val Kilmer lo calificó de “infantil e imposible” para trabajar.

Otra de sus recordadas obras tuvo lugar en 2004, cuando dirigió la adaptación cinematográfica del musical de Andrew Lloyd Webber “El fantasma de la ópera”. La producción obtuvo tres nominaciones a los premios Oscar.

El éxito de su debut, “St. Elmo’s Fire”, con Rob Lowe, Demi Moore, Emilio Estevez y Ally Sheedy, no sólo le ayudó a crear un hombre para los actores del llamado grupo Brat Pack sino que convirtió a Schumacher en un director solicitado de Hollywood. Tras esta película llegó la comedia de vampiros “The Lost Boys” de 1987.

También adaptó dos libros de John Grisham: “The Client” en 1994 y “A Time to Kill” en 1996. Esta última contó con un elenco que incluía a Samuel L.Jackson, Kevin Spacey, Sandra Bullock, Ashley Judd y Matthew McConaughey) . Será recordados por películas como “Falling Down” (1993), “8mm” y “Flawless” (1999) con Robert De Niro y Philip Seymour Hoffman, y “Veronica Guerin” (2003). También dirigió los thrillers “Tigerland” (“Camino de guerra”) y “Phone Booth” (“Enlace mortal”) .

Hace siete años, en 2013, Schumacher dirigió un par de episodios del drama de Netflix “House of Cards” , y en 2015 produjo la serie “Do Not Disturb: Hotel Horrors”.