Un desgarrador suceso ha conmocionado a la comunidad de Kansas City, Missouri, después de que Mariah Thomas, una madre de 26 años, que increiblemente quemara accidentalmente a su bebé recién nacida en un horno, al confundirlo con una cuna. 

El espeluznante incidente tuvo lugar el viernes pasado, cuando las autoridades respondieron a una llamada de emergencia informando sobre un niño sin respirar en la residencia de Thomas en Kansas City. Al llegar, se encontraron con la bebé gravemente quemada y sin signos vitales, tras ser colocada accidentalmente en el horno en lugar de la cuna.

De acuerdo con los informes policiales, la escena era devastadora, con la pequeña sufriendo quemaduras graves y su ropa derretida en su pañal. Thomas, en estado de shock, explicó a las autoridades que creyó estar acostando a su hijo para una siesta y, accidentalmente, lo colocó en el horno.

Los registros judiciales revelan que el abuelo del bebé recibió una llamada angustiada de Thomas, alertándolo de que algo estaba mal con el bebé y solicitando su regreso inmediato a casa. Al entrar, descubrió la tragedia y encontró a la bebé sin vida en su cuna.

La comunidad local ha expresado su pesar por la terrible pérdida y ha instado al sistema de justicia a responder de manera adecuada a esta desgarradora situación. Mientras tanto, Thomas ha sido acusada de poner en peligro el bienestar de un niño y de causar su muerte.

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Sigue el canal de Diario De Morelos en WhatsApp