compartir en:

Habitantes del fraccionamiento Rancho Tetela, ubicado al norte de la ciudad, solicitaron al Ayuntamiento capitalino retirar las rejas que otro grupo de vecinos colocaron para generar ingresos mediante el cobro de cuotas, impidiendo con ello el libre tránsito.
Así se lo hicieron saber al secretario del Ayuntamiento, Roberto Yáñez Moreno, para que en ejercicio de sus atribuciones y obligaciones ordene quitar las rejas que obstaculizan la entrada y salida de personas y automóviles.
En el documento firmado por una veintena de personas se señala que sin consultarlo y sin contar con los permisos correspondientes se colocaron las rejas para exigir el cobro de cuotas, “a pesar de que nosotros pagamos al Ayuntamiento los servicios públicos municipales y el impuesto predial”, señalan los quejosos.
Dijeron que se les afecta en su derecho al libre tránsito, y que se pone en riesgo a los vecinos, pues el servicio de la recolección de basura no se puede realizar se manera eficiente y se complica también el ingreso de loa cuerpos de seguridad y emergencia cuando son requeridos.
En muchos de los casos el cierre de calles mediante enrejados obedece a que los vecinos encuentran de ese modo una forma de inhibir a la delincuencia, aunque no está permitido, pocas veces las autoridades municipales llegan a quitarlas y se remiten a colocar un sello de suspensión.
Una muestra de ello está en las calles de la colonia  Vista Hermosa, donde la mayoría de ellas están cerradas a la circulación y sólo se permite el ingreso a los vecinos del lugar, pese a que algunas rejas tienen colocado el sello de suspensión por parte de la Secretaría de Desarrollo Sustentable. i