México.- A medida que México rompe récords de nuevos contagios en la tercera ola de covid-19, y siete estados permanecen en semáforo epidemiológico rojo, la controversia sobre el regreso a clases presenciales para este 30 de agosto se intensifica.

Los padres de familia tienen una justificada preocupación sobre cómo asegurarse de que este sea el mejor momento de volver.

En una reciente encuesta realizada por la casa encuestadora Poligrama, la mayoría de los padres de familia que participaron, poco más del 60 por ciento, indicó que México no está listo para un regreso a clases presenciales y que las instituciones tampoco.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, ha advertido a los Gobiernos estatales que las clases serán una actividad esencial, aún cuando se esté en semáforo epidemiológico rojo, como también se han sumado a Sinaloa, los estados de Nuevo León, Nayarit, Jalisco, Colima, Guerrero y la Ciudad de México.

¿Qué dijeron los padres de familia?

La encuesta de Poligrama cuestionó de forma específica vía telefónica a 1000 hombres y mujeres mayores de edad, si consideran que México está listo para volver a clases presenciales. El 65.05 por ciento de los participantes mencionaron que no está listo, el 21.61 por ciento dijo que sí y un 13.34 por ciento dijo que no sabe.

La Secretaría de Educación Pública ha adelantado que las instituciones deberán seguir los protocolos de prevención de la covid-19 en el aula, aunque no ha especificado quién cubrirá los costos de necesidades, como gel antibacterial, cubrebocas, material de sanitización o reparación de infraestructuras luego de más de un año en el que las escuelas no han recibido alumnos.

Ante este panorama, se les cuestionó a los ciudadanos si consideran que la escuela de sus hijos está suficientemente preparada para recibir a sus alumnos en esta nueva normalidad. En respuesta, el 63.41 por ciento consideró que no lo está, el 20.80 por ciento dijo que sí lo está y solo el 15.78 por ciento dijo que no sabe.

Aun cuando las autoridades decidan activar las clases presenciales, los padres de familia que participaron en esta encuesta de Poligrama manifestaron que no enviarían a sus hijos. De forma específica, se  cuestionó “¿usted enviaría a sus hijos a la escuela o esperará más tiempo?”, el 68.03 por ciento dijo que no los enviaría, el 22.32 por ciento dijo que sí los enviaría y el 9.64 por ciento dijo que no sabe.

Para quienes contestaron que no los enviarían, también se les preguntó cuánto tiempo consideran que hay que esperar para regresar a clases presenciales. Las respuestas fueron diversas. El 35.04 por ciento dijo que hasta que la pandemia acabe, el 23.77 por ciento dijo que hasta que empiece el siguiente ciclo escolar, el 23.16 por ciento dijo que seis meses, el 10.66 por ciento dijo que 3 meses y el 7.38 por ciento dijo que no sabe.

¿Es el momento adecuado para volver?

El doctor en epidemiología Pablo Francisco Oliva Sánchez apuntó que este no es el momento de volver a las aulas porque, básicamente, México se está enfrentando a una tercera ola de contagios.

Además, sumó dos factores muy importantes: uno, que no toda la población de los mayores de 18 años está vacunada y, otro, la variante delta y lo que se desconoce sobre qué implicaciones pueda desarrollar en menores de edad.

El especialista ejemplificó con estados como Sinaloa y la Ciudad de México, que mantienen altos los niveles de contagio e incluso están en semáforo epidemiológico rojo, de acuerdo con la propia Secretaría de Salud a nivel federal.

En ese sentido, añadió que tanto el gobernador de Sinaloa y la jefa de Gobierno tendrían que tener un plan adecuado a esta situación. “Es decir, ¿no se pueden regresar los niños todos a la escuela? No. ¿Se tiene que regresar como antes? Tampoco. Se tiene que tener condición, y estas condiciones tendrían que verse en una planificación, en un plan.

El punto es que no hemos visto el plan como tal. Se dice del regreso y de las condiciones con las que se están garantizando, pero ¿cómo es que las condiciones realmente van a estar ahí?”, cuestionó.

En ese panorama, el doctor en epidemiología Pablo Francisco Oliva Sánchez abundó que cada estado tiene que tomar una decisión porque, al estar en una República no centralista, sino federativa, cada estado tiene que asumir su responsabilidad. Aunque el Gobierno federal comente una situación, reafirmó que las decisiones y la responsabilidad también cae dentro del Gobierno estatal y los padres de familia, pero tiene que haber un acuerdo entre todos.

Alternativa

Oliva Sánchez consideró que el regreso a las aulas tendría que hacerse escalonado. Si se habla de menores de primaria y secundaria, señaló que implica que no regrese el porcentaje total y que regrese un porcentaje mínimo, así como verificar que las aulas tengan una ventilación de aire adecuada, que los niños no se quiten el cubrebocas mientras estén en la escuela y, sobre todo, no ir diariamente. “Ahorita, en este momento, no es como para que salgan diario, sino más bien en un momento de manera escalonada. Un porcentaje de niños, un día; un porcentaje de niños, otro día”, señaló.

Reconoció que todo este panorama ha generado una repercusión psicológica en los menores. Y aunque dijo que hay niños que salen con sus papás, indicó que no han tenido una actividad directa con niños de su misma edad. Por lo anterior, apuntó que también debería de tenerse un plan al respecto.

De concretarse esta intención del regreso a las aulas, el académico mencionó que es importante educar a los niños desde casa sobre por qué es importante usar el cubrebocas y manejar la sana distancia.

Mientras que, por otro lado, destacó la importancia de la corresponsabilidad de toda la ciudadanía en irse a vacunar y seguir respetando las medidas de mitigación que se tienen.

Para Pablo Francisco Oliva Sánchez, el Gobierno debe de ir midiendo cuáles son los efectos y si existe o no, o ya se pueda hablar de una inmunidad de rebaño, que no se ha hecho.  “Esperemos que, a la brevedad, esto se tome en cuenta que sean indicadores esenciales para poder decir que ya se puede regresar”, opinó.

Países como Reino Unido, Francia y España han mantenido las clases presenciales desde el 2020, aunque han existido contagios y diversas suspensiones de escuelas por este motivo. Algunas de las medidas en esos países contemplan los test para detectar la covid-19, el seguimiento de los casos, etc. Al respecto, el especialista Oliva Sánchez indicó que no se puede comparar las estrategias por el tamaño de población. Detalló que México tiene 110 millones de personas y esos países de Europa son diferentes, al igual que la proporción de población menor de edad.

“Creo que, más bien, tenemos que hacer un programa adecuado a nuestras realidades, lo cual tampoco tenemos”, consideró.

Variante Delta

El también profesor de la División de Ciencias Biológicas y de la Salud de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) expuso que la variante delta que mantiene en jaque a los hospitales de México fue descubierta en la India y se sabe que puede llegar a ser hasta 70 veces más contagiosa que otras variantes del SARS-CoV-2. Al respecto, consideró que el problema es no utilizar el cubrebocas y no estar tomando las precauciones de sana distancia.

Pero ¿por qué parece que ataca a los niños y adolescentes? Para el experto, los jóvenes de entre 20 y 40 años en un momento dejaron de hacerle caso a la pandemia y relajaron las medidas. Mientras que a los niños menores de edad se les sacó a la calle sin cubrebocas, ya que se conocía hasta entonces que no eran un grupo de gran riesgo.

“El punto es que nos agarró esta tercera ola con esta nueva variante, en una población que no toma las medidas adecuadas para proteger a niños y jóvenes en específico. Aun así, sabemos que las vacunas previenen la hospitalización, no previenen el contagio”, señaló.

El doctor en epidemiología Pablo Francisco Oliva Sánchez consideró que lo que tiene que ocurrir para poder controlar esta situación es que se genere una inmunidad de rebaño ante todas las cepas y variantes de SARS-CoV-2. Además dijo que sí se tendría que estar verificando a través de encuestas epidemiológicas las tasas de contagios de gente que ya tuvo el virus y, sobre eso, ir tomando las decisiones.

Hasta el 9 de agosto, se informó que en México, 51 millones 061 mil 391 personas mayores de 18 años cuentan con la vacuna, de las cuales 27 millones 502 mil 230, que representan 54 por ciento, cuentan con esquema completo; y 23 millones 559 mil 161, equivalente a 46 por ciento, tienen la primera dosis.

‘Abrir las escuelas sin un plan claro sería, sin duda, un grave error’

Alma Maldonado, doctora en educación superior e investigadora del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), del Instituto Politécnico Nacional, señaló que existe un dilema para el regreso a clases.

Por un lado, dijo a EFE que es urgente regresar,  pero, por el otro, apuntó que  no existen condiciones seguras para hacerlo. “Mucho menos en medio de la amenaza de la variante delta”, advirtió.

La especialista subrayó que el cierre de escuelas ha conllevado a un retraso educativo, además de una ampliación en las brechas que ya existían previo a la pandemia. De acuerdo con la Unicef, la pandemia ha provocado la deserción escolar de al menos 5 millones de alumnos en México. “Y es que no es lo mismo el nivel educativo de los niños que cuentan con herramientas tecnológicas que de quienes han tenido que ver la televisión o los que han desertado”, dijo.

Alma Maldonado agregó que México actualmente se encuentra en el peor escenario posible,  puesto que no existe un plan ni un presupuesto específico que pueda garantizar que los alumnos estén seguros en las aulas.

“No se han hecho adaptaciones a las escuelas públicas, no hay diseño para reducir las posibilidades de contagio dentro de las instalaciones y todavía no se sabe cómo se va a superar la brecha que ha implicado la disminución de la calidad educativa”, precisó. Por ello, concluyó que abrir las escuelas sin un plan claro sería, “sin duda, un grave error”.

Organizarían padres de familia y directivos

De acuerdo con la Guía de Orientación para la Reapertura de las Escuelas ante Covid-19 Versión 2.0 (actualizada el 28 mayo 2021), se establece que, para la reapertura de las escuelas, las y los directores escolares coordinarán la reactivación o, en su caso, la integración del Comité Participativo de Salud Escolar, a fin de llevar a cabo actividades junto a padres de familia como: coadyuvar en la higiene y limpieza escolar, apoyar en la implementación de las indicaciones de las autoridades sanitarias y en los protocolos de higiene y limpieza de la escuela, organizar jornadas para realizar la limpieza de las escuelas durante el ciclo escolar, apoyar en la organización del filtro en la entrada de la escuela (Filtro Escolar), promover la participación de las madres, padres de familia o tutores en las actividades que se organicen en el plantel para mantener la sana distancia, jornadas de limpieza y filtros de corresponsabilidad, comunicar permanentemente a la comunidad escolar las medidas sanitarias que correspondan, así como promover la capacitación en las medidas sanitarias que busquen la concientización y formación de hábitos sobre las medidas de higiene.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado