Están listas las cápsulas de aislamiento para los pacientes de coronavirus COVID-19 en México.

Esta cápsula, inventada por el ingeniero mexicano Fernando Avilés, fue diseñada para enfrentar enfermedades muy contagiosas como tuberculosis y meningitis.

Y fue mejorada para transportar a personas enfermas de coronavirus COVID-19.

 

 

-¿Cómo logramos que no se escape el virus?

“Aún si alguien durante el transporte de un paciente con una navaja cortara el domo, el aire va a entrar, no va a salir, eso la hace completamente hermética”, explica Fernando Avilés.

El ingeniero afirma que la cápsula de aislamiento tiene 6 certificaciones, entre ellas, la de Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). Además, cumple la Norma Oficial Mexicana de traslado de pacientes.

Funciona controlando la presión atmosférica, que permite mantener al paciente aislado en todo momento.

-¿Hay que aprender una técnica?

“No, nada más es meter a un paciente, hay que usar todo un equipo de protección”, explica Fernando Avilés.

Al extenderse la epidemia, los pedidos de cápsulas de aislamiento se multiplicaron. Solicitaron información desde países como China, Eslovenia, España y Turquía. Aunque dice que su prioridad es atender la demanda en México.

La cápsula de aislamiento también funciona para trasladar a pacientes dentro de un hospital o a otra unidad médica.

Tres gobiernos estatales pidieron información sobre las cápsulas de aislamiento.

Tiene pedidos de 157 cápsulas y capacidad para fabricar cientos más cada semana. El costo aproximado por cada equipo es de 2 mil dólares.

Fernando Avilés informó que ya se utilizaron con éxito en el traslado de 3 o 4 pacientes con COVID-19.