El fin de semana pasado, medios locales de Oregon dieron a conocer el inquietante video de un maestro que desarmó a un estudiante con un abrazo.

El aterrador momento ocurrió el 17 de mayo en Parkrose High School, una escuela preparatoria de Portland. El video muestra a Keanon Lowe abrazando al estudiante mientras le pasa el rifle a otro maestro. El incidente no tuvo víctimas.

Captado por la cámara de vigilancia en uno de los pasillos, el video apenas fue compartido con la prensa por la fiscalía del distrito.

 

 

El joven de gabardina negra fue identificado como Ángel Granados-Díaz, un alumno de 18 años de edad. Según la evidencia, Granados-Díaz no tenía la intención de lastimar a otros sino de cometer suicidio. Su rifle solo tenía una bala.

Cuando el señor Lowe apareció en el salón, el estudiante hizo un intento por quitarse a la vida frente a la clase, pero no pudo disparar el rifle. Mientras los otros alumnos escapaban del salón, el coach aprovechó la oportunidad:

Vi la mirada en su rostro, la mirada en sus ojos, miré el arma, me di cuenta de que era un arma real, y luego mis instintos simplemente se hicieron cargo. Me abalancé sobre el arma, puse las dos manos sobre el arma… y se la pude quitar.

Ya con el rifle en su mano, Lowe empezó a hablar con Granados-Díaz:

Sentí compasión por el chico, para ser honesto. Tuve una conversación seria con él. Obviamente, comenzó a llorar y solo quería hacerle saber que estaba allí para ayudarlo. Le dije que estaba allí para salvarlo. Yo estaba allí por una razón y que esta es una vida que vale la pena vivir.

Keanon Lowe es un exjugador de la Universidad de Oregon y los 49s de San Francisco que en la actualidad trabaja en Parkrose High School como guardia de seguridad y coach de atletismo y futbol americano.

El 10 de octubre, Ángel Granados-Díaz se declaró culpable por posesión de arma de fuego en un lugar público y recibió una sentencia de tres años de libertad condicional y terapias obligatorias de salud mental.