La plataforma de vídeo bajo demanda adquiere los derechos para adaptar 'Cien años de soledad', la obra maestra de Gabriel García Márquez

Más de cincuenta años después de su primera edición, 'Cien años de soledad', la obra maestra de Gabriel García Márquez, contará con una adaptación televisiva. Macondo, el mítico pueblo imaginario donde transcurre la novela del premio Nobel de Literatura fallecido en 2014, se hará realidad en Netflix. La plataforma de vídeo bajo demanda ha anunciado este miércoles que se ha hecho con los derechos de esta obra, una de las más importantes de la lengua castellana y una de las más leídas y traducidas.

«Es -ha hecho hincapié la compañía estadounidense en su cuenta de Twitter- la primera y única vez en más de 50 años que la familia ha permitido que el proyecto sea adaptado a la pantalla». El anuncio va acompañado de un pequeño vídeo que comienza con unas mariposas volando en un frondoso bosque tropical. «Bienvenido a Macondo», se puede leer mientras se escucha una suave guitarra.

El escritor siempre se opuso a que 'Cien años de soledad' recibiera una adaptación porque entendía que la obra, que narra en 20 capítulos, fusionando realidad y fantasía, la historia de Macondo y de la familia Buendía a lo largo de siete generaciones -comenzando por el patriarca José Arcadio Buendía y su prima y esposa Úrsula Iguarán-, no se podía condensar en una o dos películas. Además, exigía que el relato fuera en español. El proyecto de Netflix, una serie de varios capítulos en español, parece resolver ambos problemas.

«Que se haga en español y en Colombia cumple con dos de los deseos más importantes para la familia», ha explicado Rodrigo García Barcha, hijo del escritor, al diario colombiano 'El Tiempo'.

Productor y realizador audiovisual, García Barcha, ha señalado para la publicación que «ahora es un buen momento de series, y con el alcance de Netflix, yo creo que la obra, el autor, Colombia y el mundo de Macondo van a alcanzar una audiencia más grande».

En este sentido, «Netflix ha tenido tanto éxito y penetración con series locales en idiomas locales, mucho éxito más allá del mercado hispano; todas esas circunstancias se conjuraron para que la familia empezara a pensar que era un momento especial» para aceptar esta propuesta, ha añadido.

Publicada el 30 de mayo de 1967 por la Editorial Sudamericana de Argentina tras su rechazo por la catalana Seix Barral, 'Cien años de soledad', vendió en un prime momento 8.000 ejemplares que a la fecha se han transformado en más de 50 millones en traducciones a 46 idiomas.

Un viaje circunstancial que estaba previsto que durara apenas una semana se convirtió en definitivo para García Márquez,

En enero de 1965 el escritor viajaba en automóvil con su familia desde Ciudad de México al balneario de Acapulco cuando a la altura de Cuernavaca tuvo un percance y decidió desistir de la travesía.

Una de las múltiples conjeturas "macondianas" sobre el episodio indica que una res se le atravesó en el camino, le averió el vehículo y le obligó a regresar a casa, pero todas la versiones, incluidas las contadas por él, coinciden en que en ese instante vislumbró las claves que buscaba para escribir su primera gran novela.

"La tenía tan madura que hubiera podido dictarle ahí mismo, en la carretera de Cuernavaca, el primer capítulo, palabra por palabra, a una mecanógrafa", diría García Márquez mucho después, al evocar aquel momento mágico.

A partir de entonces el autor colombiano se encerró a escribir durante 18 meses en su estudio de la Ciudad de México provisto de grandes reservas de papel y cigarrillos.

Mutis, Fuentes y Julio Cortázar (1914-1984), que leyeron parte de los originales, tuvieron la impresión de que su amigo y colega estaba elaborando una obra inmortal desde las primeras líneas: "Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo".

A finales de 1966, la editorial argentina Sudamericana aceptó, deslumbrada, los textos mecanografiados y en 1967 publicó Cien años de soledad con un enorme éxito.

Fue en su casa de la Ciudad de México donde El Gabo recibió la llamada donde le comunicaron que había ganado el Premio Nobel de Literatura.

Gabriel García Márquez murió un 19 de abril de 2014 en su casa ubicada en la Ciudad de México.