Este 23 de septiembre se conmemora el Día Internacional Contra la Explotación Sexual y la Trata de Mujeres y Niños.

Instaurado en la Conferencia Mundial de la Coalición Contra el Tráfico de Personas, en coordinación con la Conferencia de Mujeres de Dhaka, Bangladesh, en enero de 1999, el Protocolo Palermo busca prevenir y combatir la trata de personas, con especial atención a las mujeres y los niños.

Siendo que México se encuentra dentro de los 10 países en el mundo con mayores índices de prostitución infantil, ante los integrantes de la LXV Legislatura, Laura Fernández Piña, diputada federal, lanzó un llamado para seguir trabajando en la lucha para combatir la explotación y tráfico de mujeres, niñas, niños y adolescentes en México.

La diputada señala que a pesar de los esfuerzos que se han hecho a nivel nacional para combatir este problema, aún no se logra erradicar la explotación sexual que afecta a al menos 20,000 menores de edad en México.

Por otro lado la perredista Elizabeth Pérez Valdez, expuso a Guerrero, especialmente Acapulco, como el lugar en donde se practica con mayor frecuencia la prostitución infantil.

“En nuestros principales destinos turísticos este cáncer parece estar enraizado y seguirá fortaleciéndose si no impulsamos políticas públicas que desincentiven la comisión de este delito, endureciendo las normas actuales y extenderlas hasta el ámbito económico para inhabilitar las finanzas de estas organizaciones delictivas”, aseguró.

De acuerdo con estadísticas de la CDNH, las mujeres representan el 49% de todas las víctimas de trata, y las niñas el 23 por ciento. Que normalmente son utilizadas para la explotación sexual, el trabajo forzado, el matrimonio forzado, la venta de niños, la adquisición de niños soldados, y la extracción de órganos.

Aunque hay cifras estipuladas por las organizaciones, también aclaran que no es posible identificar el número exacto de las víctimas, ya que por cada persona víctima de trata identificada, existen otras 20 sin identificar.

“México exporta a Estados Unidos y Europa esclavas sexuales. Otro infame ejemplo, lo tenemos en Acapulco, la UNICEF lo coloca en el primer lugar como generador de dinero a costa de la explotación sexual infantil”, alertó la morenista Beatriz Roja Martínez.

El tráfico de personas es un delito grave que viola los derechos humanos, por ello las diputadas alzaron la voz para alertar a la población sobre dicho problema que ha llevado a México a ser el número uno en abuso sexual infantil en el mundo, además para prevenir sobre los métodos que utilizan para capturar a las víctimas, ya que normalmente son enganchadas con ilusiones y promesas como un trabajo, o incluso son engañados a través de las nuevas tecnologías.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado