Luis Miguel se entregó hoy a autoridades del estado de California luego de que en días anteriores se girara una orden de aprehensión en su contra tras no haber comparecido en diversas ocasiones a audiencias para hacer frente a una demanda por incumplimiento de contrato interpuesta por su exmanager William Brockhaus

El cantante evadió la reclusión mediante el pago de una fianza por un millón de dólares; sin embargo, el problema no llegará aún a su fin pues deberá comparecer ante la justicia el próximo 11 de mayo. 

El juez advirtió a “El Sol” que de no presentarse a la cita será encarcelado hasta finalizar el proceso. 

Mientras se resuelve el caso, el intérprete de La Bikina tiene hasta el viernes para entregar su Rolls Royce a fin de cubrir parte de la deuda que tiene con Brockhaus, la cual asciende a un millón 400 mil dólares. 

Con información de Grupo Fórmula

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...