Luis Miguel se entregó hoy a autoridades del estado de California luego de que en días anteriores se girara una orden de aprehensión en su contra tras no haber comparecido en diversas ocasiones a audiencias para hacer frente a una demanda por incumplimiento de contrato interpuesta por su exmanager William Brockhaus

El cantante evadió la reclusión mediante el pago de una fianza por un millón de dólares; sin embargo, el problema no llegará aún a su fin pues deberá comparecer ante la justicia el próximo 11 de mayo. 

El juez advirtió a "El Sol" que de no presentarse a la cita será encarcelado hasta finalizar el proceso. 

Mientras se resuelve el caso, el intérprete de La Bikina tiene hasta el viernes para entregar su Rolls Royce a fin de cubrir parte de la deuda que tiene con Brockhaus, la cual asciende a un millón 400 mil dólares. 

Con información de Grupo Fórmula

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Sigue el canal de Diario De Morelos en WhatsApp