Cuautla.- Los momentos de espera después de la carrera final parecían eternos. En la pista de Buenos Aires, Argentina, un joven nacido en la Ciudad de Cuautla, Morelos, aguardaba la suma total de los tiempos; la presea estaba asegurada, pero el oro siempre fue el único objetivo. 

La lista final al fin se publicó y el nombre de Luis Avilés Ferreiro se mostró en primer lugar, en todo lo alto de la clasificación. El Himno Nacional Mexicano sonó por primera vez en Argentina, dentro de los Juegos Olímpicos de la Juventus 2018.

“Mi primer pensamiento fue: ‘lo logré’ y fue gracias a todo el trabajo de perseverancia, a no bajar nunca los brazos”, señaló el ganador del oro de los 400 metros planos.

Pero llegar a este punto no fue fácil, no fue obra de la casualidad, pues las horas de dedicación son bastantes “muchas veces la gente no sabe lo que hay detrás de una medalla, piensa que es muy fácil, como si fuera fortuito, sin embargo es todo lo contrario; como dicen: ‘detrás de un gran atleta hay una juventud perdida’; yo dejé muchas cosas, dejé de ver a mi familia, pero al final de cuentas todo vale la pena”.

“Inicié hace dos años, partí a la Ciudad de México y fui parte de un proyecto para formar jóvenes 2001-2002, precisamente para estos Juegos (Olímpicos); hubo muchos tropiezos pero también aciertos, y sobre todo sabiduría y experiencia”, comentó el atleta de 16 años de edad.

El llegar a la élite del atletismo nacional y ahora mundial exige disciplina y Avilés Ferreiro está acostumbrado a eso, “me levanto a las 7 de la mañana, desayuno y me voy a la preparatoria, después voy a la comida, comienzo entrenamiento 4:30 de la tarde y hasta las 7 de la noche, así es un día normal”.

El descanso termina para el multicampeón nacional, pues los objetivos, dijo a Diario de Morelos, siguen actualizándose, “en una semana estoy de regreso en el CNAR para comenzar la nueva temporada y planificar las próximas competencias a las que hay que asistir”.

“Tenemos los (Juegos) Panamericanos en Perú y los Panamericanos Sub20 en Costa Rica, la idea es hacer los mejores tiempos para llegar ya como seleccionado a Tokio 2020”, señaló Luis, sabedor de que pisar tierras asiáticas en la máxima justa veraniega es el objetivo principal de su joven carrera.

“En Cuautla hay mucho talento, hay amigos del Club Corebo de Carlos Ortega que tienen un potencial enorme, pero que a veces no tienen el equipamiento; ojalá el apoyo sea mayor porque hasta ahora nadie los ha apoyado”, finalizó la entrevista, el medallista olímpico juvenil, originario de la heroica.

Por Carlos López
carlos.lopez@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado