CUERNAVACA, MORELOS.- El Estado  de Morelos es la tercera entidad en izar bandera blanca de la meta establecida por la UNESCO, declaró Otto Granados Roldán, secretario de Educación federal, al destacar que Graco Ramírez logró disminuir los índices de analfabetismo.
En punto de las 9:30 horas, el Gobernador Graco Ramírez y el secretario de Educación izaron bandera blanca en la Plaza de Armas como señal de que Morelos cumplió con la meta.
En 2012, el seis por ciento de la población morelense no sabía leer ni escribir, ahora la cifra se redujo al 3.7 por ciento de adultos que son analfabetas. Con ello se tiene una tasa menor que la media nacional.
“No es un logro menor, Morelos pone un gran ejemplo para el país y estamos seguros que seguirá avanzando en los nueve meses que restan de esta administración”, declaró el secretario de Educación, Otto Granados.
Por su parte, Graco Ramírez, aseguró que “la celebración de abatir el analfabetismo es un principio de equidad e igualdad porque son más las mujeres que no saben leer ni escribir; culturalmente la educación no se hizo para mujeres, qué mejor fecha que el 8 de marzo para reconocer a mujeres como María Flores Soto que a sus 82 años concluyó la primaria y ya se inscribió para estudiar secundaria”.
La educación libera y permite la igualdad, aseguró el mandatario estatal, y destacó que se trabaja para que los jóvenes no abandonen sus estudios.
Celebró que sean las mujeres quienes obtienen los más altos promedios en aprovechamiento escolar; las mujeres están demostrado que las ganas de salir adelante, pese a las adversidades a las enfrentan, en esta entidad se les dan las herramientas para que lo logren.
La señora María Flores, gracias al apoyo del INEA terminó su primaria y ahora ya estudia la secundaria. “Me dijeron que me darían una beca, pero no sabía qué era eso, me darían dinerito por estudiar y aquí estoy”.

Logro. En materia de alfabetización, Morelos superó a distintos países de América Latina y se aproxima a los niveles de educación que hay en Chile.

"Hoy sé leer el Rosario, los cantos a la Virgen de Guadalupe y hasta sé hacer cuentas. No saber leer era como estar ciego, ahora ya no me siento así.”  María Flores, 82 años

 

Por: Marcela García / [email protected]
 

TAGS EN ESTA NOTA: