La Procuraduría General de la República inició una investigación por la desaparición de dos elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) en Nayarit.

Octavio “N” de 26 años y Alfonso “N”, de 28 años, fueron reportados como desaparecidos el 5 de febrero pasado en los límites de Nayarit y Jalisco, de acuerdo con fichas emitidas por la PGR este fin de semana.
 
Fuentes del gabinete de Seguridad Nacional explicaron que ambos elementos, adscritos a la Unidad Antisecuestros de la Agencia de Investigación Criminal, acudieron a un bautizo a Nayarit, sin embargo, se desconoce su paradero.

En un comunicado la PGR informó que “la institución no escatimará esfuerzos ni recursos en la localización de los elementos desaparecidos”.

Las fuentes consultadas explicaron que este fin de semana fue difundido un video atribuido al Cártel de Jalisco Nueva Generación en el que se observa a ambos elementos con vida. Arrodillados y con las manos en la espalda, los dos integrantes de la PGR, son obligados a leer un documento, mientras son apuntados con armas M4, por cuatro personas con los rostros cubiertos que se encuentran detrás de ellos. Incluso, uno de los sujetos encapuchados, porta una granada sujeta a un aditamento en el hombro.

Este jueves  la Procuraduría General de la República (PGR) informó sobre la localización en el municipio de Xalisco, estado de Nayarit, restos humanos, posiblemente pertenecientes a los agentes adscritos a esta institución, desaparecidos desde el pasado 5 de febrero en la región nayarita.

 

La Procuraduría General de la República, a través de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), trabaja en los estudios de genética forense, con la finalidad de confirmar la identidad de los cuerpos que fueron encontrados, por lo que se estima que dichos resultados podrán ser emitidos de tres a cinco días, de acuerdo con las valoraciones de los especialistas de la Coordinación General de Servicios Periciales”, se informó en un comunicado.

Se precisó que desde que se tuvo conocimiento de la desaparición de los efectivos, se realizan acciones coordinadas con otras instituciones del Gobierno de la República para la localización de los agentes, así como para dar con los posibles responsables, actividades que aún continúan en curso.