Estados Unidos, la Organización del Tratado de Atlántico Norte, (OTAN), y La Unión Europea, firmaron un acuerdo en Madrid, España, en el que preparan una guerra de destrucción total al amenazar a Rusia y a China, llenando de armamento a Europa entera y a todos los países socios de EE UU. En ella se encuentra además de Europa: Canadá, Australia y otros países de Medio Oriente y de Asia Menor.

Esta alianza ha sido calificada por Estados Unidos contra Rusia como “una amenaza directa y significativa”. De China, advirtió Biden: “está siendo un peligro sistemático por su poder planetario”, mientras que Moscú aseguró que “esta era la crisis más grave desde la segunda guerra mundial”  y los dirigentes europeos ni siquiera se han quejado.

EN BUSCA DEL PLAN DE GUERRA

A los Estados Unidos le están dando resultado sus planes armamentistas. Con una inflación del siete por ciento y un enorme desempleo buscan destruir al competidor, China, más aventajado  en todos los sentidos; comenzando por la venta de sus productos manufacturados, el adelanto de  su desarrollo espacial, el suministro de la siembra de sus propios alimentos y de su economía.

Trump ya lo intentó con su famosa y fracasada guerra económica; y ahora Biden lo quiere intentar con otra guerra de Taiwán contra China envolviendo a la OTAN o sea a los Estados Unidos desde el mar de China, al que ya tiene cubierto con tres portaviones, miles de lanza misiles y tres millones de soldados.

LA AMENAZA DEL PRESIDENTE BIDEN

“Vamos a defender cada centímetro de territorio aliado”, expresó el presidente de  Estados Unidos, en la reunión de los treinta socios de la OTAN que tuvo lugar en Madrid España. No hubo ninguna oposición de los presentes, quienes se vieron presionados por la definición y casi las ordenes del dueño de la situación. Hasta que el representante de España se atrevió a decir que uno de los problemas medulares eran la instrumentación de la migración como amenaza. Joe Biden aseveró que “el ataque a uno de nosotros es el ataque contra todos”.

Para Putin, “Ucrania y el bienestar de su población no es el objetivo de occidente ni de la OTAN, sino un medio para defender sus propios intereses” porque los países que lidera la Alianza Noratlántica quieren consolidad su liderazgo.

 

PUTIN LE RESPONDE A BIDEN

Durante el día la única reacción de Moscú se conoció por boca de su vicecanciller, quien califico de “factor especialmente desestabilizador” la ampliación de la OTAN y dijo que Rusia desaprueba la adhesión de Finlandia y Suecia; añadió que la posición de Rusia no cambia. Continua diciendo que la ampliación de la OTAN es una política irresponsable; se destruye la arquitectura de la defensa en Europa, dijo frente a un grupo de reporteros y apuntó que el ingreso de Finlandia y Suecia no añade seguridad ni a quienes ingresan ni a quienes se amplían, ni al resto de los países que ven a la OTAN como una amenaza.

“Creen que podría intimidar a Rusia, contenerla de alguna manera, pero no tendrán éxito, no nos quedaremos con los brazos cruzados, tenemos la capacidad y los recursos para garantizar nuestra seguridad al 100%”.

El vicecanciller publicó en su página web: imagines de satélite de los centros de decisión de la OTAN con imagines de Washington y Bruselas, así como de Londres, Berlín y de la sede de la actual; Madrid, con sus Resus-S, dice en tono amenazante: ”mientras los representantes de los 30 países de la OTAN, así como sus socios, se disponen a diseñar la concepción estratégica de la alianza hasta 2030, el canciller publica estas fotografías de satélite del lugar de la Cumbre y de los mismos centros de la toma de decisiones que apoyan a los nacionalistas de Ucrania”, dando a entender que las fuerzas nucleares rusas conocen sus coordenadas precisas.

 

LAS RESPUESTAS CHINAS

Por su parte, China acusó de sembrar la división a las PAÍSES DEL GRUPO DE LOS 7 (G-7) que en el cierre de su cumbre, celebrada estos días en Alemania, condenaran las prácticas comerciales del gigante asiático en el mundo.

El vocero de la cancillería china, respondió que la declaración del grupo muestra que están “deseosos de sembrar división y confrontación, sin ningún sentido de la responsabilidad o la moralidad.”

El G-7 criticó las prácticas no transparentes de China y las intervenciones que distorsionan el mercado. “Deberán allanar la globalización en un momento crítico para la comunidad internacional…de esfuerzos para la recuperación económica”

Está claro que el G-7 todo lo que busca es la recuperación económica; el mercado, la venta de armamento, el control de la política y de las economías mundiales, ya que de eso se trata la globalización. Pues para que le sirve la dicha globalización a un país pobre o como antes se llamaba tercer mundista, si no tiene nada para vender, ni industria para compensar lo que obtiene de los países ricos. Pero en fin, que ellos tienen su propia interpretación.

LA GUERRA COMO GRAN NEGOCIO

Los Estados Unidos quiere la guerra porque esa es su mercancía, pues ya dejó la industria en manos de Taiwán, de la India y de China, para que les hagan lo mismo que ellos venden de “marca” pero a mitad de precio y lo venden en su propio país a precio de originales, al igual que los exportan a los países pobres. Entonces para qué abrir industrias, dar trabajo con sueldos elevadísimos; mejor importar los productos aunque se agrande el desempleo. Porque lo que importa son las ganancias y el uso y venta de material bélico en cualquier parte del mundo con excepción de sus matanzas en su mismo país.

Zelensky, presidente de Ucrania le ha estado comprando millones de dólares a Estados Unidos; y ahora acaba de pedir 30 mil millones más en armas de lo más sofisticadas. ¿Cuándo y cómo se le pagará esa deuda? ¿Será con la adjudicación de todo Ucrania, la integración de su industria alimenticia o simplemente continuar en guerra durante 20 años como lo estuvo Afganistán en donde perdieron la vida casi medio millón de soldados?, porque no lo ha hecho por ser un buen samaritano, ya que desde que llegó el “Mayflower” nunca ha hecho ningún acto de caridad. Pero de que hay que pagar le invertido no hay duda.

Sin embargo los dirigentes de Ucrania y de Rusia están proponiendo un cambio de prisioneros de 144 soldados de ambos lado. Aparentemente rusos y ucranianos se están poniendo de acuerdo sobre algo humanizado que es la recuperación de 144 seres humanos por cada lado, aunque la gente y en especial los dirigentes de estos soldados por bando, dudan por parte del canciller Ruso, el que Estados Unidos vaya a permitir que Ucrania tenga algún arreglo con Rusia porque no tendrá  la facilidad de continuar con el conflicto armado, ya que como lo dijimos, necesita  seguir vendiendo armas, tratando de terminar con sus “enemigos” la Federación Rusa, quien no le teme a la OTAN, asì como la República China quien va a continuar su carrera sideral.

Por: Rafael Benabib / rafaelbenabib@hotmail.com

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado