CUERNAVACA, MORELOS.- Los diputados de la LIII Legislatura desaparecieron documentos y expedientes oficiales para intentar borrar evidencias de los presuntos delitos que cometieron, denunció la presidenta de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta Pública, Rosalina Mazari Espín.
“Es importante decir que prácticamente se llevaron toda la documentación que a ellos les preocupaba y que eran indicios de la corrupción impresionante” que habrían cometido, denunció la legisladora.
La diputada dijo que falta mucha documentación, especialmente financiera que, se presume, los ex diputados “la escondieron, o se la llevaron”.
No obstante, indicó que con lo poco que entregaron, a través de la ex vicepresidenta Hortencia Figueroa Peralta, se está analizando lo que ocurrió con los recursos del Congreso no sólo los del presente ejercicio fiscal, sino también los de 2016 y 2017.
La presidenta de la Comisión de Hacienda dijo que los integrantes de la LIV Legislatura tienen que llegar al fondo de la verdad del desfalco en el Poder Legislativo.
Precisó que ya están actuando jurídicamente y en cuanto se tengan los expedientes, el Congreso procederá a la presentación de las denuncias penales y de responsabilidad administrativa, “porque no podemos dejar que las cosas fluyan nada más, como cosa pasada”.
Hay que recordar que los ex diputados dieron largas al proceso de entrega-recepción, al frente del cual estuvo la perredista Hortencia Figueroa, y que desde la primera revisión de la documentación que entregaron, los diputados detectaron el cobro de cheques por 46 millones de pesos el 31 de agosto, último día de la legislatura, y de un saldo en cuentas de sólo dos mil pesos.
Mazari Espín reiteró que el Poder Legislativo “está en bancarrota” y se revisan los expedientes de personas que intentaron obtener su permanencia en el trabajo como sindicalizados sin cumplir requisitos, porque es algo que no procede.
De igual manera, señaló que el Congreso sólo aceptará pagar las pensiones de ex empleados y ex funcionarios que sean legítimas, luego de que se sabe, empleadas como la ex directora de Recursos Humanos, Karina Arteaga Gutiérrez, con 45 años de edad, “acreditó” una antigüedad laboral ininterrumpida de 27 años. 

Legislativo. Diputados analizan uso del presupuesto de 2016 a 2018.

"Es importante decir que prácticamente se llevaron toda la documentación que a ellos les preocupaba y que eran indicios de la corrupción impresionante.” Rosalina Mazari , Pdta. de la Comisión de Hda.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]