CUERNAVACA, MORELOS.- La LIII legislatura heredó una nómina de más de 500 trabajadores, de los cuales, por lo menos el 70 por ciento debió ser liquidado conforme a derecho antes del 1 de septiembre.

El actual representante del Congreso, Alfonso de Jesús Sotelo Martínez, dijo que el dinero para la liquidación y pago de prestaciones a los empleados de confianza debió haber sido presupuestado como gasto del ejercicio fiscal.
Sin embargo, los ex diputados se fueron sin liquidar a la mayor parte del personal que los acompañó durante los tres años de la legislatura, con la clara intención de causar un daño económico a la nueva diputación, pues no sólo la dejaron sin recursos, sino con la carga de una nómina obesa con muchos empleados que, se presume, son “aviadores”.
Confirmó que el área jurídica, en coordinación con la Secretaría de Administración y Finanzas, empezó la depuración de dicha nómina, con una estrategia de pago diferido de la liquidación hasta febrero de 2019, cuando el Congreso cuente con nuevo presupuesto.
Dijo que algunos trabajadores ya aceptaron este acuerdo, pero reconoció que la mayoría lo está rechazando, a pesar de que saben que la Ley del Servicio Civil establece que los trabajadores de confianza no tienen estabilidad en el trabajo, y su relación laboral termina cuando concluye el periodo en el que entraron.
En ese sentido, el diputado aclaró que no se trata de una revancha política, simplemente se atiende un proyecto de austeridad, para adelgazar la nómina y permitir que los nuevos legisladores cuenten con los espacios para contratar al personal de confianza.

"Las áreas jurídica, administrativa y de finanzas iniciaron la depuración de la nómina, habrá pagos diferidos hasta que contemos con el presupuesto del siguiente año.” Alfonso de Jesús Sotelo, presidente del Congreso

Confirman
El sindicato desconoció a 22 de los 40 empleados que fueron propuestos para ocupar plazas de base, y los diputados también los desconocerán; en tanto, la situación de los 18 restantes ya se regularizó.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]