Gonzalo Barquín Granados, subsecretario de Protección Civil de Cuernavaca, afirmó esta mañana que van a realizar un operativo para que no se lleve acabo la realización de una fiesta en la famosa "casa que se regala" este próximo 15 de septiembre.

Afirmó que incluso han incrementado el número de denuncias por fiestas que se realizan en Cuernavaca.

Lo anterior, luego de que desde la semana pasada, en Facebook un grupo de jóvenes planeara organizar en esta propiedad una fiesta con luz y sonido, en apoyo al parecer de un indigente que habita en el lugar.

 

Informó que en lo que va de la contingencia por COVID-19, el personal operativo a la fecha atendió 116 posibles fiestas.

Dijo que de este número de reportes ciudadanos, el 40 por ciento fueron apercibidos por el personal de la Subsecretaría de Protección Civil de Cuernavaca y el resto fueron falsas alarmas.

Informó que en este pasado fin de semana, los elementos y personal que integran las células operativas desde que inició la contingencia sanitaria, atendieron cinco reportes ciudadanos que denunciaron la realizaron de fiestas o reuniones, que siguen prohibidas por la autoridad de Salud federal.

“Dos de estos reportes que se atendieron este fin de semana eran de reuniones familiares y el resto eran fiestas que no están permitidas en estos momentos”, expresó Barquín Granados.

Explicó que en estos casos, el personal operativo hace la visita ocular del domicilio que se está denunciando, se comunica al dueño, encargado o propietario de la casa o del lugar para exponerle el porqué no pueden realizar eventos masivos o en grupo.

“Se les entregan algunas recomendaciones sanitarias y se exponen los riesgos a los que se enfrentan en plena pandemia de coronavirus, y después se retiran los elementos”, agregó.

Señaló que se les hace una amonestación verbal o por escrito, donde se les indican los lineamientos sanitarios, “en estos momentos hay que recordar que no están permitido este tipo de reuniones masivas”, recordó.

Respecto a la respuesta de la ciudadanía sobre los operativos para disuadir o impedir las reuniones o fiestas, el funcionario negó que los elementos hayan recibido alguna agresión pero sí las personas son renuentes a la petición de suspenderlas.

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado