Los ladrones al darse cuenta de la situación, devolvieron el vehículo con una nota de disculpas. 

Esto sucedió en Cariacica, Espírito Santo, Brasil, donde la mujer de nombre Rosyneide Almeida comparte a diario a través de redes, su día a día con su hijo, un niño con discapacidad, y que en días recientes se vio afectada tras el robo de su auto, el cual contaba con un asiento especial para transportar al menor. Sin embargo, la historia dio un giro sorprende.  

Medios locales relatan que los ladrones se llevaron el auto de la mujer, pero tras cometer el acto, se dieron cuenta de la silla especial con la que contaba por lo que devolvieron el auto con una nota de perdón. 

“El crimen pide perdón. En el momento de la tensión no pude ver el problema del niño. El auto está siendo devuelto. ¡¡¡Tanque lleno!!!”, decía el papel escrito a puño y letra del criminal. 

El robo ocurrió el domingo 28 de agosto, cuando la madre guardaba el auto en el garage, en ese momento los ladrones descendieron de un vehículo blanco y le pidieron bajará a los niños rápidamente, la mujer accedió y ellos de inmediato se subieron al mismo y se lo llevaron. 

Sorprendentemente al día siguiente, el lunes 29 un amigo de la familia, encontró el auto y alertó a las autoridades. 

La madre señaló que no les guarda ningún rencor a los ladrones y que incluso llegó a emocionarse por la nota que le dejaron. "Perdono. Perdono porque necesitaba demasiado esta silla de auto, necesito demasiado este auto. Solo la silla especial para trasladar a mi hijo cuesta casi 3.500 dólares", dijo a un medio local. 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado