CUERNAVACA,  MORELOS.- Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la desnutrición es la ingesta insuficiente de alimentos de forma continua lo que impide satisfacer las necesidades de energía. 

Para medir la mal nutrición, tanto desnutrición como obesidad, se realizará la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT), que en su edición de 2018 arrojó que en México existe una alta prevalencia de desnutrición crónica asociada con altas condiciones de marginalidad, por lo que es necesario fortalecer estrategias diseñadas para contener la desnutrición, sobre todo en poblaciones de mayores carencias sociales. 

De acuerdo con la ENSANUT 2018 la desnutrición es el reflejo de una mala alimentación por periodos largos o de episodios de infección repetidos y se asocia con condiciones socioeconómicas precarias, nutrición y salud de la madre deficientes y una alimentación no apropiada para el lactante o niño pequeño. 

Existen tres tipos de desnutrición: severa, moderada y leve. La mayoría de los casos son del tipo leve, pero todos ellos ocasionan un retraso en el crecimiento, así como otros padecimientos. 

En el estado de Morelos, de acuerdo con el boletín epidemiológico los casos de desnutrición se han incrementado este año, en comparación con el año pasado. De enero al dos de octubre de este año se reportan mil 144 casos de desnutrición, de los cuales 63 corresponde a desnutrición severa; 205 casos de desnutrición moderada; y, 876 casos de desnutrición leve. 

El año pasado, en el mismo periodo, se registraron 772 casos, de los cuales 44 corresponden a desnutrición severa; 95 casos de desnutrición moderada; y, 633 casos de desnutrición leve. 

De acuerdo con la ENSANUT Continua COVID-19, la pandemia y el confinamiento repercutieron en algunos hábitos, en algunos hogares la pérdida de empleo o ingresos ocasionó que disminuyera el consumo de alimentos, lo que tendrá repercusiones en la salud en un futuro cercano. 

Los resultados arrojados en la ENSANUT tienen como objetivo el contribuir en la generación de políticas públicas que incidan en el mejoramiento de la calidad de vida las personas, por lo que podrían ayudar en la toma de decisiones para el desarrollo de programas que permiten abatir la desnutrición.

En el país. En México existe una alta prevalencia de desnutrición crónica asociada con altas condiciones de marginalidad.

Por: Marcela García / [email protected]


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado