Lisboa.- Los más de 500 incendios forestales que afectan amplias zonas del norte y centro de Portugal han provocado hasta hoy la muerte de al menos 35 personas, entre ellas un bebé de un mes de nacido, y 51 lesionados, seis de ellos graves.

La Autoridad Nacional de Protección Civil (UN NPC ) informó este lunes que otros 110 incendios forestales se registraron en las últimas horas, con lo que en total los bomberos combaten 523 focos de fuego, cifra récord en lo que va del año en Portugal.

En una conferencia de prensa, la portavoz de ANPC, Patricia Gaspar, confirmó esta tarde que el número de muertos por los devastadores incendios forestales asciende por ahora a un total de 35, 16 de ellos tan sólo en la región de Viseu, que se ha declarado en "estado de calamidad".

Las mortales conflagraciones estallaron desde hace dos semana en varios puntos del norte y centro del país debido a las altas temperaturas que alcanzaron hasta los 32 grados centígrados, aunque la víspera se intensificaron súbitamente, debido a los fuertes vientos.

Gaspar destacó que entre las víctimas está un bebé de un mes de edad, reportado la víspera como desaparecido, junto con otras siete personas, el cual fue hallado muerto esta tarde, en los brazos de su padre.

Además, un total de 51 personas se han confirmado heridas, al menos seis en situación crítica, con quemaduras en casi todo el cuerpo, además de muchos bomberos, que han resultado lesionados mientras trataban de sofocar el fuego.

Otros lesionados, agregó, son víctimas de accidentes de tráfico causados ??por otras o las mismas personas que huyen de los incendios. "Numerosas autopistas y líneas de tren han sido cerradas y las aldeas han sido evacuadas", anotó.

La funcionaria subrayó que hasta las 11:00 horas locales (10:00 GMT) más de 147 incendios aún ardían y seis mil bomberos estaban luchando por apagarlos, según un reporte del sitio The Portugal News.

El mes de octubre es excepcionalmente cálido y seco en gran parte de Portugal, por lo que combinado con fuertes vientos traídos del Atlántico por el huracán Orphelia, ayudó a crear devastadoras condiciones de fuego salvaje, destacó el reporte.

Sin embargo, el secretario de Estado del Interior, Jorge Gomes, aseguró que muchos de los incendios iniciaron deliberadamente y acusó a los agricultores de ser "parcialmente culpables".

"La tierra de los pastos está ardiendo en todas partes, eso no sucede por accidente", dijo en declaraciones a la prensa.

La ANPC declaró el domingo el peor día de 2017 para los incendios forestales, con más de 523 registrados en todo el país, que han arrasado con más de 260 mil hectáreas, casi el doble del promedio anual para Portugal.

La tragedia ocurre casi tres meses después de los incendios forestales que estallaron en la ciudad central de Pedrogao Grande, que causaron la muerte de 64 personas y lesionaron a más de 250.