compartir en:

Este fin de semana se inauguró la primera playa y pueblo incluyente de Jalisco en la bahía de Cuastecomates, en Cihuatlán, Jalisco. Este espacio es un avance importante para que gente con alguna discapacidad disfrute del esparcimiento al que todas las personas tienen derecho.

 La intervención no fue sólo en la playa sino en todo el pequeño poblado donde se pavimentaron calles con concreto estampado y se colocaron señales podotáctiles a los costados para personas invidentes.

 Aquellos con discapacidad motriz pueden desplazarse con facilidad por las rampas; ademas hay un andador de madera a lo largo de la franja de arena.

 Hay baños y regaderas incluyentes en el lugar y mobiliario anfibio para que puedan ingresar a la arena y mar, como sillas, andaderas y muletas que no se hunden, camillas, camastros y demás. Se acondicionó un mirador y hasta hay espacio para perros guías.

 Sergio Luis Meza Navarro es representante de organizaciones de personas con discapacidad. Aunque aún no había utilizado las sillas, quedó encantado con el avance que esta playa significa para personas con discapacidad: "Se ven funcionales, la cosa es utilizarlos para ver qué tanto nos pueden servir para acercarnos a la playa, para andar en la arena y para meternos al mar".

La inversión fue de 47 millones de pesos (13.8 federales y 33.4 estatales), precisó el gobernador, Aristóteles Sandoval: "Primer pueblo y playa incluyente del Pacífico, pero sobre todo realizado de manera integral es el primero en el país".

(El Informador)