El ex alcalde de Jiutepec, José Manuel Agüero Tovar, fue señalado hoy nuevamente por la Fiscalía Anticorrupción, ahora por el presunto delito de ejercicio abusivo de la función pública, durante su administración.
Lo anterior significa que el ex edil habría usado su poder para beneficio propio a través de actos financieros a través de la comuna.
Ayer, en la Sala  Tres de Juicios Orales, de la Ciudad Judicial, se llevó a cabo la audiencia inicial registrada con la causa penal JC/1278/2019 por dicho delito.

El Ministerio Público de la Fiscalía Anticorrupción expuso que la conducta delictiva que se atribuye a José Manuel Agüero es porque presuntamente durante sus funciones de presidente municipal de Jiutepec, en los años 2016, 2017 y 2018, utilizar un predio de su familia como corralón municipal.
De acuerdo con lo que se virtió en la audiencia, el ex funcionario público habría pagado por "renta" del terreno, 58 mil pesos mensuales, pesar de que la operación económica se inscribía en un evidente conflicto de interés.
En cada uno de esos años, el ayuntamiento de Jiutepec elaboró contratos de arrendamiento sin que se licitara la prestación de los servicios de corralón como lo prevé la Ley.

Así, a través de la Tesorería Municipal, se hicieron distintos pagos por la renta del inmueble localizado en la colonia Vista Hermosa del municipio, pese a la existencia de un conflicto de intereses porque se favorecía a familiares del imputado.
La Juez otorgó a la defensa del ex servidor público un plazo de 144 horas para la celebración de la audiencia de vinculación, y a petición del Ministerio Público, se le reiteró que  no puede salir del país.
Los vinculados a proceso se presumen inocentes, mientras no se aclare su responsabilidad por autoridad judicial, como lo establece el artículo 13 del Código Nacional de Procedimientos Penales.