Poco a poco, los anaqueles de los centros comerciales en Reynosa, Tamaulipas, comienzan a vaciarse de diversas marcas de leche en polvo para bebés, luego de que en Estados Unidos, exista un desabasto de las fórmulas lácteas.

Frisolac, Enfamil, Similac y Enfagrow, son las marcas más buscadas por las familias del Valle de Texas que cruzan la frontera para adquirir fórmula para sus hijos.

Alejandra Cavazos quien radica en Mission, Texas, asegura que su hija, de siete meses de edad, es alimentada con fórmula de la marca Enfamil la cual se encuentra agotada.

"Yo voy a Reynosa pero compro leche Enfagrow para enviarla a San Antonio, porque mi hermana tiene un niño de cinco meses y en ocasiones, no encuentra esa marca".

Comenta que en Reynosa, esta marca de leche tiene un costo de 360 a 380 pesos, poco más de 18 dólares.

"Ella estaba pagando hasta 30 dólares por una lata, casi 570 pesos. En algunas otras zonas de Estados Unidos están pagando mucho más por la leche y en otras ciudades, no tienen en existencia".

Cavazos indicó que para los padres de familia que deben alimentar a sus hijos con productos especiales, resulta angustiante, no encontrar leche para sus bebés.

"Hay niños que no toleran la lactosa, que padecen reflujo y deben alimentarse con leche especial y esas son las que más rapido se acaban en Estados Unidos".

No hay desabasto en México, por el momento

Hasta el momento, asegura el gerente de un conocido centro comercial en esta frontera, no existe desabasto de fórmulas para bebé.

"Hemos notado que algunas marcas están siendo más adquiridas, pero siempre tenemos en existencia. En cuanto notemos que exista mayor demanda, podríamos hablar de solicitar una mayor cantidad de producto".

Aseguró, que tampoco se han incrementado los precios como sucede en otras fronteras del país.

"Estamos enterados del desabasto en Estados Unidos y de que en algunas fronteras mexicanas se esta vendiendo más o incluso, aumentando precios, aquí está estable la venta".

Se abastecen para que no les falte 

Renata Zavala, residente en Reynosa, ha decidido comprar producto de más, ya que en caso de desabasto, podrá contar con fórmula para su bebé.

"Mi hijo toma la leche Friso y Enfagrow, tengo entendido que son las más compradas en Estados Unidos, por eso estoy comprando dos latas más cada semana".

Dijo que desafortunadamente la leche en polvo para bebé cuenta con fecha de caducidad, por lo que sabe, no podrá adquirir una gran cantidad de latas.

"Ahorita tengo seis latas de cada una, no puedo comprar más por la caducidad, tendré que consumir las que tengo y espero que aquí no exista desabasto".
  

Incrementan personas que cruzan  hacia México

Tras la escasez de leche de fórmula en algunas ciudades de Estados Unidos, en la frontera de Ciudad Juárez-El Paso y Reynosa-McAllen, Texas, ya se comienza a notar el incremento de personas que cruzan a comprar este alimento.

En farmacias cercanas a los cruces internacionales, los trabajadores confirmaron que desde hace aproximadamente dos semanas han notado un incremento en las ventas de fórmulas para infantes.

Jorge, un trabajador de una farmacia ubicada a unas cuadras del Puente Internacional Paso del Norte, en Ciudad Juárez, comentó que en ese establecimiento se venden comúnmente de cuatro a cinco botes de fórmula para bebé; sin embargo, desde hace dos a tres semanas en días llegan a vender hasta 10 botes de diversas marcas.

“Sí ha habido un incremento en la venta de fórmulas, pero como también nuestro inventario depende de las leches que más se mueven, muchas de las que recomiendan en EU no las vendemos aquí nosotros, entonces sólo se mueven las que recomiendan allá”, explica Jorge.

“Se venden entre cuatro y cinco al día, y cuando incrementa la venta hasta 10 u 11, se llevan hasta las latas chiquitas. Tenemos unas dos o tres semanas que está incrementado la venta de leches en todas las sucursales de aquí [Puente] y cada semana nosotros tenemos que canalizarlos a donde hay [leches]”, agrega.

De acuerdo con lo que indicó, las personas llegan a pagar en pesos o dólares; sin embargo, se comunican en inglés, lo cual les confirma que son exclusivamente americanos quienes vienen a comprar estos productos.

En otros establecimientos de la frontera, lejos de la zona de los cruces internacionales, donde se venden fórmulas de leche, se confirmó a este medio que no se ha tenido un incremento en la venta, ya que son marcas mexicanas y no internacionales, lo que aleja a los compradores a buscar en otras farmacias.

Por su parte, madres de familia en El Paso, Texas, confirmaron que sí se han notado anaqueles vacíos de leche de fórmula en supermercados y farmacias de esa localidad; sin embargo, es de algunas marcas, ya que de otras aún hay botes, lo que les obliga a cambiar de marca de leche para sus bebés.

Desde hace varios meses a nivel internacional, se ha informado que la leche de fórmula es escasa en varios estados, entre ellos Tennessee, Misuri, Texas, entre otros.

¿Por qué hay desabasto?

De acuerdo con diarios internacionales, la falta de estos productos se debe a problemas en las cadenas de suministro y la retirada masiva de fórmulas por motivo de seguridad.

Mientras que en Reynosa, poco a poco los anaqueles de los centros comerciales, en donde se encuentran diversas marcas de leche en polvo para bebés, comienzan a vaciarse.

 

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado