El gobernador del estado de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, informó este miércoles que detendrá la producción y distribución de cerveceras en todo el país debido a que esta actividad no es esencial, además de que el alcohol no es una necesidad básica, en medio de la contingencia del coronavirus.

“La producción de alcohol y de bebidas alcohólicas no es esencial se para la producción, se para la producción, se para la distribución y por lógica se para la venta en los establecimientos. No habrá producción, se cierran las empresas cerveceras, se para la distribución de alcohol y por consecuencia la venta de bebidas alcohólicas a partir del 3 de este mes en todo el país”, dijo Rodriguez en una conferencia de prensa.

En Monterrey, la principal planta cervecera pertenece a la empresa Heineken Cuauhtémoc Moctezuma, que produce las marcas Indio, Dos Equis, Sol, Heineken, entre otras.

“Si en manos nuestras como autoridad esta que tengamos y ese fuera un alimento esencial lo estaríamos diciendo, no podríamos dejar que las empresas cerveceras se queden sin ingresos. Estamos hablando que por estos treinta días debemos de tener una disciplina para poder menos movilidad en la calle, si tenemos movilidad podemos vencer al virus”, agregó.

Dijo que el consumo de alcohol en casa bajo esta situación de confinamiento podría generar problemas y recomendó a los gobiernos estatales declarar la Ley Seca.

Por su parte, una fuente cercana a Forbes México que trabaja en la industria cervecera dijo que están revisando los impactos de atender los lineamientos de gobierno y hasta el momento pararan el tema de la distribución de cerveza Heineken.

“Hasta no tener claridad, no se levantan pedidos ni se distribuye”, señaló.

Forbes México contactó a Heineken y a Grupo Modelos sin obtener una respuesta inmediata ya que usuarios de redes sociales han reportado que en varios establecimientos están prohibiendo la venta.